Limitan acción del Doble Remolque

Votación en la Comisión de Transporte de la Cámara de Diputados

Votación en la Comisión de Transporte de la Cámara de Diputados

Febrero 2014. La Comisión de Transportes de la Cámara de Diputados aprobó el dictamen que plantea que los vehículos doblemente articulados, transiten sólo en carreteras de dos o más carriles en un mismo sentido, clasificados como carreteras tipo ET y A; además que no podrán trasladar mercancías o sustancia peligrosas.

El acto se dio durante la 15a reunión ordinaria de dicha Comisión en la que se aprobaron diversos proyectos de dictámenes relacionados con la Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte Federal (LCPyAF), así como con la Ley de Aviación Civil.

La iniciativa que reforma el artículo 50 de la Ley de Caminos, Puentes, y Autotransporte Federal contempla que la transportación de substancias materiales, residuos, remanentes y desechos peligrosos no deberá ser realizado en vehículos doblemente articulados en ninguna carretera o autopista de jurisdicción federal.

Asimismo, en materia de conectividad entre caminos federales para el transporte doblemente articulado de una autopista a otra, los diputados proponen que estos vehículos obtengan permiso otorgado por la SCT, siempre y cuando no exceda 50 km lineales en ambos sentidos.

Además, en materia de corresponsabilidad, dicho permiso sólo podrá ser otorgado en caminos clasificados como tipo B haciendo corrresponsables al permisionario y al propietario de la carga, de los daños y perjuicios que se ocasione a terceros por cualquier hecho que se produzca durante la circulación del vehículo que cuente con dicho permiso de conectividad.

Los integrantes de la dicha comisión legislativa, presidida por el diputado Juan Carlos Muñoz Márquez, también modificaron la LCPyAF, en su artículo 25, aprobada por la Comisión de Transportes, está encaminada a la homologación de la red carretera nacional, ya que es prioritario que las carreteras estatales y municipales que presentan conectividad y articulación con las carreteras de jurisdicción federal cuenten con la armonización de criterios generales que permitan establecer las mismas características y especificaciones técnicas en su construcción, así como en el mantenimiento de las mismas, a fin de que proporcionen condiciones de seguridad vial a los conductores que circulan por ellas.