Mercedes-Benz ofrece una experiencia todo terreno con el Clase G

Un todo terreno con clase y elegancia

Un todo terreno con clase y elegancia

Noviembre 2014. Mercedes-Benz probó las características todo terreno de su vehículo Clase G, en una ruta ideada para que la unidad mostrará su capacidad de respuesta, manejo y eficiencia, en Tepoztlán, Morelos.

La Clase G se mantiene fiel a sí misma desde hace más de 30 años gracias a su estructura básica, genial y prácticamente inigualable, con lo cual se ha convertido en un modelo único. Al mismo tiempo una evolución permanente asegura su liderazgo en el segmento de los todoterrenos. La Clase G conjuga como ninguno de sus competidores, atributos aparentemente irreconciliables. Por un lado es un vehículo robusto con aptitudes especiales para todo terreno y por el otro lado un automóvil exclusivo para el tiempo libre con un nivel elevado de confort en carretera.

Bajo el cofre de una clase G siempre encontrarás algo muy especial sea cual sea la su motorización. La G 500 es V8 con 5.5 litros y la G 63 es V8 Biturbo, dos modelos hechos a la medida dispuestos a mostrar su poder.

La seguridad de la Clase G es uno de los aspectos que estimulan a los ingenieros de Mercedes-Benz para la investigación de nuevas tecnologías. En la actualidad no es sino una pieza más dentro del concepto integral de seguridad que aproxima a los vehículos Mercedes-Benz a nuestro objetivo prioritario: una conducción limpia sin accidentes.

Líneas nítidas y tradición determinan el diseño exterior de la Clase G; su carácter inconfundible se ha mantenido por años y armoniza con la concepción robusta y excelente aptitud todoterreno.

La habitabilidad y el confort de los asientos son 2 atributos muy apreciados de la Clase G. el espacioso todoterreno brinda a sus ocupantes el mayor confort viable en largos viajes y al circular por terrenos movidos.