Muestra informe de la OMS estabilidad en seguridad vial

Políticas publicas dirigidas al usuario y transporte  público eficiente y digno, alternativas entre otras para salvar vidas

Políticas publicas dirigidas al usuario y transporte público eficiente y digno, alternativas entre otras para salvar vidas

Octubre 2015. Cada año se pierden 1.25 millones de vidas a consecuencia de los accidentes de tránsito y entre 20 y 50 millones de personas sufren traumatismos no mortales, y a su vez una proporción de estos padecen alguna forma de discapacidad.

Estos resultados sin embargo, muestran una estabilidad en sus cifras, gracias a las mejoras de legislación, aplicación, infraestructura y la fabricación de vehículos más seguros, aseguró Margaret Chan, Directora General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), al dar a conocer el informe sobre seguridad vial 2015.

Algunos datos del informe, alarmantes aún, señalan que en los países de ingresos bajos y medianos, donde  tienen 54 por ciento de los vehículos del mundo, se producen en ellos más del 91% de las muertes relacionadas con accidentes de tránsito; asimismo en 80% de todos los países del mundo, las unidades vendidas no cumplen con las normas básicas de seguridad.

La mitad de las personas que mueren por esta causa en todo el mundo son “usuarios vulnerables de la vía pública”, es decir, peatones, ciclistas y motociclistas.

“El informe muestra que las estrategias de seguridad vial están salvando vidas. Pero también nos dice que el ritmo del cambio es demasiado lento”, establece el informe. Un calculo, estima que para el 2020, de no aplicarse medidas para evitarlo, los accidentes de tránsito causarán cada año 1,9 millones de muertes.

Solo 28 países, en los que viven 416 millones de personas (el 7% de la población mundial), tienen leyes adecuadas relacionadas con los cinco factores de riesgo principales: el exceso de velocidad, la conducción bajo los efectos del alcohol, el uso de casco por los motociclistas, la utilización de los cinturones de seguridad y el empleo de medios de sujeción para los niños.

Las tasas más elevadas que se observan, incluyen a África y Oriente Medio, regiones con países de ingresos bajos y medianos. Pero Incluso en los de ingresos altos (Europa), con las tasas de mortalidad más bajas per cápita, las personas de los estratos pobres tienen más probabilidades de verse involucradas en accidentes de tránsito.

Diseñar y aplicar políticas públicas dirigidas a los usuarios, mejorar el transporte público, hacer senderismo y ciclismo seguro, son algunas de las alternativas que los expertos señalan en la interacción de los vehículos y las personas; situaciones que evitarán muertes y más daños en las grandes ciudades, concluyeron.