Cesvi da tips de conducción ante la niebla y neblina

Extremar precauciones al conducir con niebla

Extremar precauciones al conducir con niebla

Diciembre 2015. El Centro de Experimentación y Seguridad Vial (Cesvi México) aclaró las diferencias entre los fenómenos de niebla y neblina, además dio algunos consejos para aumentar la precaución al conducir, con el fin de evitar accidentes.

La diferencia tiene que ver con la intensidad de las partículas, que se expresa en términos de visibilidad: si el fenómeno da una visión de 1 km o menos, es considerado como niebla; y si permite ver a más de 1 km, el fenómeno es considerado como neblina. Visto a la distancia, la neblina toma más la tonalidad del aire (grisáceo o azulado), mientras que la niebla es más blanquecina.

De esta forma, los tips de seguridad vial para este fenómeno son el reducir la velocidad, mantener las luces encendidas del vehículo y activar las intermitentes; además evitar las luces altas, porque éstas pueden generar un reflejo que afectará a la conducción.

Fundamental también el mantener el parabrisas limpio permanentemente y evitar rebasar a otros vehículos.

Por otro lado, la niebla se refiere a la suspensión de gotas pequeñas de agua que producen una visibilidad de menos de 1 kilómetro y también es un fenómeno meteorológico que consiste en nubes bajas, cerca o a nivel del suelo formadas por partículas de agua de pequeño volumen en suspensión.

En estos casos, Cesvi México aconseja identificar las zonas y horas donde se propicia más niebla y de ser posible evitarlas. Al conducir hay que aumentar la distancia entre los vehículos y no acelerar para salir de la zona de niebla.

Además hay que ajustar el desempañado y la rapidez del limpiaparabrisas según sea necesario; usar los faros antiniebla y luces bajas del vehículo.

También evitar cambios de carril y mantenerse en el propio, mientras se utiliza el borde derecho de la carretera como guía.