Retos importantes para la industria del blindaje automotriz

A partir del 2013, comenzó un declive hasta llegar a las 2 mil 700 unidades comercializadas al cierre del 2015

A partir del 2013, comenzó un declive hasta llegar a las 2 mil 700 unidades comercializadas al cierre del 2015

Mayo 2016. Rodolfo Amozurrutia Cabrera, director general de Transportadora de Protección y Seguridad (TPS Armoring), señaló que la industria del blindaje automotriz vive en la actualidad dos fenómenos: el reemplazo de unidades adquiridas en 2011-12, y  la caída del peso frente al dólar en los últimos 16 meses.

Por lo que la competencia es cada vez mayor y el mercado exige calidad en todos los niveles. “Los insumos de la  industria del blindaje se compran en dólares y por tal motivo, se percibe un ligero incremento en el blindaje de la unidad. El segundo factor importante es la reducida demanda del gobierno por restricciones presupuestarias (en sus tres niveles) para renovación de flota adquirida en el periodo 2011-12. Estos dos fenómenos nos llevan a que todo 2015 y lo que va del 2016, la industria continúa con la caída que comenzó en el 2013”, explicó el directivo.

Amozurrutia Cabrera percibe como los retos principales del sector a la competitividad y el ofrecerle al cliente productos y servicios de alta calidad, proveerle ofertas de valor donde obtenga más por el capital que está invirtiendo en el blindaje de su vehículo, soporte postventa al producto y mantenimiento de su unidad sin importar la entidad del país donde se encuentre, innovar con materiales cuya característica debe ser el mismo nivel de protección balística pero con menor peso.