Volvo FMX autónomo inicia pruebas en la mina de Boliden

Una prueba interesante de conducción autónoma

Una prueba interesante de conducción autónoma

Septiembre 2016. Durante el próximo año y medio, el sistema de auto-conducción de camiones Volvo FMX se pondrá a prueba en las operaciones regulares en la mina de Boliden en Kristineberg, Suecia.

Los vehículos utilizados en la mina son camiones Volvo FMX fabricados en serie equipado con nuevas funcionalidades, incluyen un sistema que incorpora sensores radar laser, entre otras cosas. Este sistema se utiliza inicialmente para controlar la geometría de las minas, generando así el mapa de la ruta que el camión tiene que atravesar. Por lo tanto se utiliza entonces la información recopilada regulando así la dirección del vehículo, los cambios de marcha y la velocidad. En cada nuevo viaje, se utilizan los sensores para escanear continuamente el área alrededor del camión y así optimizar tanto la operación como la logística de la ruta.

La máxima prioridad en camión autónomo debe ser la seguridad y la confiabilidad que pueda proporcionar comparado con uno vehículo conducido manualmente. Si aparece un obstáculo cerca del camión Volvo FMX, el vehículo se detiene automáticamente.

El sistema incluye seis sensores, que alertan del entorno de camiones y si se produce alguna falla en el camión, esta puede ser operada de manera remota desde el centro de gestión de transporte.

Cuando Volvo Trucks presentó su tractocamión autónomo Volvo FMX a principios de este año, se despertó un gran interés en la industria. La investigación y el proyecto de desarrollo de este camión revela que los camiones autónomos pueden ofrecer una contribución significativa en el aumento de la eficiencia y la productividad del transporte. En particular, en las minas puertos y otros entornos geográficamente limitados y bien controlados con conducción repetitiva.