JD Power da a conocer su Estudio de Calidad y Confiabilidad 2016

Audi ocupa el lugar más alto entre las marcas evaluadas

Audi ocupa el lugar más alto entre las marcas evaluadas

Octubre 2016. De acuerdo con la encuesta de JD Power sobre Calidad y Confiabilidad en México 2016, Audi obtiene el lugar más alto en el índice de calidad y confianza sobre todas las marcas evaluadas en México.

El resultado es determinado por el número de problemas experimentado por cada 100 vehículos (PP100). Un menor puntaje refleja una mayor calidad.

Audi ocupa el lugar más alto con un puntaje de 34 PP100. BMW se sitúa en segundo lugar con 35 PP100, seguido por Acura con 36 PP100, y Buick y Mercedes-Benz, cada uno con 41 PP100. El promedio general de la industria es de 137 PP100; una mejora respecto con 164 PP100 obtenidos en el 2015.

La calidad y confiabilidad son fundamentales en el mercado automotriz de hoy. Por ejemplo, entre los propietarios que no experimentan ningún problema con su vehículo, 67% menciona que “definitivamente” compraría la misma marca. El 73% dice que “definitivamente” recomendaría la marca a familiares y amigos. Entre los propietarios que experimentan sólo un problema con su vehículo, su lealtad cae a 59% y la recomendación cae a 70%. Menos de la mitad de los propietarios que experimentan tres o más problemas con su vehículo tienen una intención de recompra y menos del 61% recomendará la marca a otros.

Este estudio mide los problemas experimentados durante los últimos 12 meses por  compradores de vehículos (propietarios originales) en México, con un tiempo de propiedad entre 12 y 36 meses aproximadamente. El estudio examina 177 síntomas a través de ocho categorías automotrices: motor y transmisión; exterior del vehículo; experiencia de manejo; características, controles y pantallas; audio, comunicación, entretenimiento y navegación (ACEN); asientos; calefacción, ventilación y refrigeración (HVAC); e interior del vehículo.

“La confiabilidad afecta la confianza del consumidor, y tiene un efecto directo sobre las decisiones de compra y lealtad a la marca, y esto conlleva a impactos financieros para los fabricantes de automóviles”, dijo Gerardo Gómez, director y country manager en J.D. Power de México.