UPS amplío su programa de envío de artículos peligrosos a nivel global

ups-logo

Artículos peligrosos ahora pueden ser transportados entre 36 países en Latinoamérica, Norteamérica, Europa y Asia

Abril 2017. UPS amplió su programa de envío de artículos peligrosos a nivel global, incorporando más de 400 nuevas mercancías que pueden ser aceptadas en su red aérea global y más de 300 productos a través de su red terrestre en Europa.

Dicha ampliación se realizó por la creciente demanda por parte de compañías de diversas industrias para enviar productos que son clasificados como artículos peligrosos, ya que las empresas del cuidado de la salud necesitan exportar sustancias químicas para limpiar equipos de laboratorio. Las de manufactura industrial transportan pinturas, gases comprimidos, adhesivos y baterías, entre otros. Por eso, UPS apoya a estas compañías a realizar envíos entre 36 países.

“UPS ayuda a las compañías a cumplir con requisitos estrictos y, a menudo, complejos cuando envían artículos peligrosos. Ahora podemos cubrir las necesidades crecientes de nuestros clientes para obtener una solución única a fin de enviar artículos tanto convencionales como peligrosos”, aseveró Teresa Finley, CMO de UPS.

UPS cuenta con aplicaciones tecnológicas para simplificar el envío de paquetes que cumplen con las directrices formuladas por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo, el Departamento de Transporte de los Estados Unidos, el Acuerdo Europeo para Transporte de Artículos Peligrosos, así como la Organización de Aviación Civil Internacional, un organismo especializado de las Naciones Unidas.

Los clientes pueden utilizar UPS Worldship para verificar si los envíos de artículos peligrosos cumplen con los requisitos y notificarle a UPS cuando los envíos se encuentran listos para ser procesados.

UPS proporciona una capacitación exhaustiva y toma precauciones adicionales para garantizar que los artículos peligrosos sean transportados de forma segura. La red integrada de transporte de la compañía utiliza embalaje a prueba de fugas, contenedores resistentes al fuego y cubiertas contra incendios.