SEAT con buen paso para reducir su huella medioambiental

El Plan ECOMOTIVE FACTORY, lanzado en 2011, prevé que SEAT maximice los recursos con las mínimas emisiones en todos sus procesos productivos

El Plan ECOMOTIVE FACTORY, lanzado en 2011, prevé que SEAT maximice los recursos con las mínimas emisiones en todos sus procesos productivos

Junio 2017. SEAT se propuso reducir a la mitad su huella medioambiental para 2025, con respecto a 2010.

Todo se alinea con el Plan ECOMOTIVE FACTORY, la estrategia medioambiental de SEAT en el ámbito de la producción de vehículos. El plan prevé una serie de medidas y proyectos para maximizar recursos y minimizar las emisiones en todos los procesos productivos de la compañía.

Gracias a este plan, puesto en marcha en 2011, SEAT ha logrado disminuir las emisiones de CO2 en un 66.2%, con medidas como la recuperación de calor de los procesos, eficiencia en el control de la climatización y el aislamiento térmico, suministro de calor externo con biomasa o la compra de energía verde, entre otros.

A finales de 2016, la compañía consiguió mejorar sus cinco principales indicadores medioambientales (consumos de energía y de agua, así como generación de residuos, compuestos orgánicos volátiles y CO2) en un 33.6%. Con esta cifra, la compañía consiguió, dos años antes de lo previsto, culminar el reto de mejorar su impacto medioambiental en un 25% en 2018.

La suma de múltiples acciones contempladas en el Plan ECOMOTIVE FACTORY ha permitido reducir el consumo energético por vehículo producido cerca de un 20% desde el año 2010. En comparación con la media de los fabricantes de su sector en Europa, la marca consume, aproximadamente, la mitad de energía para producir un vehículo, un 23% menos de agua y emite un 65% menos de CO2.

La implantación de iluminación LED, la mejora en el aislamiento de instalaciones y talleres o la recuperación de calor y frío para la climatización, son algunas de las medidas implementadas. Además, la mitad de la energía consumida por SEAT proviene de fuentes renovables, un origen que, en el caso de la electricidad consumida, alcanza el 100%.