Ford y el Instituto de Virginia Tech colaboran para avanzar en la conducción autónoma

 Esta investigación en conjunto, complementa los esfuerzos de Ford de tener en cuenta todos los factores de la vida real que puedan asegurar que los vehículos puedan circular en avenidas con humanos de manera segura

Esta investigación en conjunto, complementa los esfuerzos de Ford de tener en cuenta todos los factores de la vida real que puedan asegurar que los vehículos puedan circular en avenidas con humanos de manera segura

Septiembre 2017. Ford colaboró con el Instituto de Transporte Virginia Tech para llevar a cabo un estudio de experiencia de usuario para poner a prueba un método por el cual un vehículo de conducción autónoma pueda enviar señales de sus acciones, solicitando reacciones cotidianas a personas en las avenidas públicas.

Optaron por señales de iluminación, para girar y frenar como un estándar entendido a nivel mundial, así que se consideró que un nuevo e innovador uso de la iluminación sería el medio más efectivo para crear un protocolo visual de comunicación para que un vehículo de conducción autónoma señale a otros si estaba funcionando en modo de conducción autónoma o si estaba empezando a detenerse o a acelerar.

Así pues, Ford ha colocado una barra de iluminación en el parabrisas de una Transit Connect de pruebas. Se instalaron seis cámaras de alta definición que ofrecen una visión de 360 grados de las áreas que rodean al vehículo para capturar el comportamiento de otros usuarios de la carretera.

Para simular una experiencia de conducción totalmente autónoma, los investigadores desarrollaron un innovador disfraz de asiento para ocultar al humano sentado en el asiento del conductor. El traje, diseñado para ofrecer el aspecto de un asiento de conductor normal y corriente, crea la ilusión de que estamos ante un vehículo completamente autónomo, lo que resulta esencial para evaluar situaciones y comportamientos reales entre el vehículo y otros usuarios de la carretera.

“Entender cuál será el impacto de los vehículos de conducción autónoma en el mundo actual es fundamental para comprobar que estamos creando la experiencia correcta para el día de mañana”, aseguró John Shutko, técnico especialista de factores humanos de Ford.