Presentan Eagle 360 Urban de Goodyear

Un concepto activado por inteligencia artificial

Un concepto activado por inteligencia artificial

Octubre 2017. En el marco de la 44 Expo Congreso Andellac, The Goodyear Tire & Rubber Company presentó su visión, a largo plazo, de los neumáticos inteligentes y conectados, mostrando como parte de su Tour por Latinoamérica, el Eagle 360 Urban, su más moderno concepto de neumático que se dio a conocer en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra este año.

Esta esfera impresa en 3-D es el primer concepto de neumático en ser activado por inteligencia artificial y podrá sentir, decidir, transformar e interactuar, gracias a una piel biónica y unas bandas en constante transformación, convertiendolo en parte del “sistema nervioso” del vehículo y del mundo conectado al Internet.

De esa manera, estará listo para adaptarse rápidamente a las circunstancias cambiantes, así como a las necesidades de movilidad como un servicio (MaaS, en inglés)   para las flotas y sus usuarios.

El Eagle 360 Urban de Goodyear tiene una piel biónica con una red de sensores que permite que el neumático revise su propio status y recopile información sobre su entorno, incluida la superficie de la vía de tránsito. Vía conectividad con otros vehículos, así como con infraestructura, tráfico y sistemas de gestión de movilidad, recopila información sobre sus alrededores en tiempo real.

Al combinar estas fuentes de información y procesarlas instantáneamente usando redes neurales entrenadas con algoritmos de aprendizaje profundo, la Eagle 360 Urban decide el procedimiento más apropiado y activado por inteligencia artificial el neumático aprende cómo optimizar sus futuras respuestas basado en sus acciones anteriores.

Cuando la piel biónica del neumático sufre algún daño, los sensores de la banda pueden localizar el pinchazo. El neumático entonces rota para crear otra zona de contacto. Esto reduce la presión sobre la perforación y permite que comience el proceso de auto reparación, que funciona gracias a materiales específicamente diseñados para que fluyan hacia el área dañada. Estos reaccionan química y físicamente entre ellos, para formar nuevos enlaces moleculares logrando la reparación.