Shell y bio-bean crean sinergia para desarrollar biocombustibles

El Biocombustible B20 tiene un bio-componente que contiene un 20% de aceite de café

Noviembre 2017. Shell y bio-bean crean sinergia para impulsar algunos de los autobuses de pasajeros de Londres, utilizando biocombustible hecho en parte de desechos de café molido.

El biocombustible proporciona una solución de energía más limpia y sostenible para los autobuses de la red de Londres al disminuir emisiones.

El londinense promedio bebe 2.3 tazas de café al día, lo que produce más de 200,000 toneladas de desechos al año, gran parte de las cuales terminaría en un tiradero con el potencial de emitir 126 millones de kg de CO24. bio-bean trabaja para recolectar algunos de estos residuos de café de las cadenas de cafeterías y fábricas.

Los desechos de café molido se secan y se procesan antes de extraer el aceite de café. bio-bean trabaja con su socio en combustibles Argent Energy para procesar este aceite en un Biocombustible B20 mezclado. Se han producido ya 6,000 litros de aceite de café, los cuales, si se usan como una mezcla pura para el bio componente y se mezcla con diesel mineral para formar Biocombustible B20, podría ayudar a impulsar el equivalente de un autobús londinense durante un año.

El Biocombustible B20 tiene un bio-componente que contiene un 20% de aceite de café. El biocombustible está siendo agregado a la cadena de suministro de combustibles para autobuses en Londres y ayudará a impulsar a algunos de los autobuses sin necesidad de ser modificado.

“Nuestros ladrillos sólidos de biomasa Coffee Logs se han convertido ya en el combustible preferido para las familias que buscan una manera sostenible y de alto desempeño de calentar sus hogares – y ahora, con el apoyo de Shell, bio-bean y Argent Energy han creado miles de litros de combustible derivado del café llamado biodiesel B20 que contribuirá a impulsar los autobuses de Londres por primera vez”, dijo el fundador de bio-bean, Arthur Kay.