Seguirá el incremento de precios en el mercado abierto de combustible

El precio de los combustibles está sujeto por el mercado bajo la ley de la oferta y la demanda

Abril 2018. A finales de noviembre de 2017, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) dejó de establecer el precio de la gasolina y del diésel, por lo que se optó por un esquema de precios libres en los combustibles a nivel nacional, acción proveniente de la reforma del sector energético y que dio inició con la apertura al capital privado en la extracción de petróleo crudo.

Álvaro Vallejo, director de Oil & Gas en SGS México, indicó que, más del 60 por ciento de la gasolina es importada para el consumo nacional, por lo que hay factores que impulsarán al alza en los precios de los combustibles.

“Estos factores son los costos de importación, la falta de infraestructura, almacenamiento, distribución y el tipo de cambio, los cuales presionan al precio final del producto”, agregó.

Durante la mesa de Diálogo Factores Clave en Costos de Gasolina Mexicana, la Organización de Expendedores de Petróleo (Onexpo) explicó que el precio de combustible va a seguir aumentando hasta el 2025.

Por su parte, Roberto Díaz de León, presidente de Onexpo, precisó que “hay otros factores que inciden en el costo final al público, como el costo del precio del crudo y la transformación del crudo en producto refinado, seguridad, el tipo de cambio y la pulverización del sector, lo que representa más del 75 por ciento de las estaciones de servicio son negocios monogasolineros, así como la parte de la logística y de la infraestructura son uno de los factores más importantes que hay que ponerle atención”.

Reconoció que en el mediano plazo los precios nacionales de combustible fluctuarán en la misma dirección que los precios internacionales, así como la competitividad en las estaciones de servicio no está determinada por el precio de la gasolina, sino por servicios diferenciados.

Indicó que con la inversión realizada hasta este momento en el sector se duplicará en el corto plazo y alcanzará una suma superior a los 390,000 millones de pesos.

En su turno, Ramsés Peche, consultor independiente de Energía y Economía, detalló que los costos totales del sector gasolinero representan entre 15 a 20 por ciento.

Además, hizo un llamado a las autoridades para eliminar el uso del IEPS para mitigar el precio directo al consumidor, “dicho estímulo es utilizado para el control de los valores macroeconómicos del país como la inflación, lo que significa que la liberación del mercado, no existe”.

De acuerdo con datos de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y de otros grupos empresariales del sector indicaron que 2 mil 678 estaciones de servicio ya no cuentan con la imagen de Pemex.

Siendo México el quinto consumidor mundial de gasolina, sin duda resulta ser muy atractivo para las compañías petroleras extranjeras, tanto que a la fecha ya entraron en operación más de una docena de marcas en el mercado mexicano, las cuales tendrán un crecimiento entre el 2 y 3 por ciento anual.

Otro dato relevante es que las nuevas empresas gasolineras, con estaciones de servicio de marca propia desplazaron la marca Pemex en un 23 por ciento a nivel nacional, a tan sólo dos años de plantearse la apertura energética.

Mientras que otras marcas aún se encuentran trabajando en una infraestructura propia que les permita, en los próximos años, importar su propia gasolina, por ahora la gasolina que se vende en estos nuevos lugares sigue siendo proporcionada por Pemex.