Puertos mexicanos representan una oportunidad para el movimiento de hidrocarburos

Los puertos representan un nodo estratégico para la logística, el almacenamiento y la distribución de los hidrocarburos que se moverán desde y hacia México en los próximos años

Abril 2018. Los puertos marítimos del país representan una gran área de oportunidad tras la reforma energética, debido a que el movimiento de hidrocarburos a través de los recintos portuarios requiere de instrumentos logísticos especializados, almacenamiento e instalaciones que ofrezcan soluciones avanzadas de transferencia y transporte.

Salvador Vega Casillas, presidente de la Comisión de Energía del Senado de la República, enfatizó por ello la necesidad de maximizar las áreas de colaboración entre los distintos órganos reguladores del gobierno, para fortalecer el marco normativo de la Ley de Puertos que fue transformado acertadamente.

Durante la conferencia magistral “Una mirada al futuro marítimo portuario”, realizada por la Asociación Mexicana de Infraestructura Portuaria, Marítima y Costera (AMIP), precisó que los puertos del Pacífico y el del Golfo de México abrirán grandes coyunturas para la distribución y el almacenamiento de hidrocarburos de importación, en las áreas de abastecimiento de regiones costeras, eliminando la transportación terrestre.

“En general, el flujo, la refinación, el transporte y el almacenamiento de los energéticos, se encuentran en el arranque de la cadena de suministro que va bastante bien, sin embargo, apenas se están extrayendo los primeros barriles de petróleo de exploración y aún tardarán, aproximadamente cinco años más, en detonar todo su potencial”, apuntó.

Indicó que grandes centros de consumo como el aeropuerto de Cancún, que actualmente se abastece de turbosina mediante una cadena de autotransporte desde el puerto de Salina Cruz, pueden hallar nuevas fórmulas de abastecimiento desde puntos portuarios más cercanos.

El único puerto con esa vocación energética, dijo, es el de Matamoros, el resto aún no cuenta con la infraestructura necesaria para la distribución y almacenamiento de los hidrocarburos.

Mientras que Tampico y Altamira se están desarrollando con la suma de eficiencias con los ferrocarriles, mientras que Tuxpan es el puerto más cercano al Valle de México, y deberá adquirir mayores espacios, expuso Vega Casillas.

Finalmente, profundizó en los beneficios de la Reforma en el corto y largo plazos, beneficiando por una parte la inyección de capitales en el sector y por otro al obtener abundantes dividendos en recursos fiscales.