Consejos básicos para la alineación de ruedas: Cooper Tires

Aspectos y tipos de ángulos a considerar al alinear las llantas de un vehículo

Mayo 2018. Cooper Tires comparte algunas reglas básicas para mantener en buen estado las llantas y optimizar su control.

Hay que revisar periódicamente la alineación las llantas, ya que los autos con dirección y ángulos de suspensión incorrectos pueden presentar problemas de comportamiento y de seguridad. Además de que una alineación irregular causa mayor desgaste del neumático y puede generar daños en la suspensión, dirección y rodaje. Se recomienda alinear el auto cuando:

  • Se adquieren nuevos rines o llantas.
  • Al caer en un bache profundo o después de un choque.
  • Al remplazar partes de la suspensión o dirección.
  • Si la dirección del vehículo se va hacia un lado mientras se conduce.

La alineación es el proceso de ajustar correctamente los ángulos de la dirección y suspensión del vehículo. En ese sentido, los ángulos primarios de la suspensión que deben ser medidos y ajustados son:

  • Convergente/divergente: Identifica la dirección exacta hacia la cual las ruedas apuntan comparándolas con una línea vertical en el vehículo, al ver las ruedas desde la parte superior. Este ángulo puede ser expresado en grados o fracciones de pulgadas. Si las ruedas apuntan hacia dentro existe convergencia; lo contrario se conoce como divergencia. Un ajuste adecuado permite tener un desgaste normal del neumático, a la vez de mejorar la dirección y maniobrabilidad.
  • Camber: Es el ángulo que los neumáticos forman con respecto a la vertical al ver el vehículo por el frente o por detrás. La medición es expresada en grados, y es negativa cuando la parte superior de la rueda se inclina hacia dentro y positiva cuando se inclina hacia fuera.
  • Caster: Identifica la inclinación hacia delante o atrás de una línea vertical que pasa por la parte de arriba hacia abajo del pivote de dirección al ver el vehículo de costado. El ángulo caster se expresa en grados, y es medido comparando una línea que pasa por la parte de arriba y abajo del pivote de dirección, es positivo cuando la parte arriba de la línea se inclina hacia la parte delantera del vehículo, y negativo cuando se inclina hacia atrás.

Se recomienda alinear y balancear un vehículo cada diez mil km junto a la respectiva rotación de llantas.