Hendrickson Mexicana, calidad insuperable

La planta de Hendrickson Mexicana representa una nueva y mejor etapa en la historia de la compañía

Junio 2018. Con una capacidad actual instalada suficiente para poder cubrir las necesidades del mercado mexicano y con grandes expectativas de mayor crecimiento, Hendrickson Mexicana destaca la gran labor realizada desde hace dos años de su línea de ensamble  ubicada en el Parque Industrial El Marqués en Querétaro.

Caracterizada por ser una empresa que aprovecha las oportunidades, con esta planta Hendrickson inició en México una nueva y mejor etapa en la historia de la compañía, satisfaciendo las necesidades del mercado mexicano y de cada uno de sus clientes.

Felipe Vázquez, gerente de planta de Hendrickson Mexicana, comentó que los productos son de calidad Premium, ensamblados por manos mexicanas.

“Mi compromiso al frente de la producción es que cada uno de nuestros clientes actuales y futuros reciban un producto con la máxima calidad, seguridad y la mejor tecnología. Actualmente, producimos los sistemas de suspensión VANTRAAX e INTRAAX, ejes sueltos con ensambles de terminal de rueda HXL5 o estándar y el sistema de control de presión de llantas TIREMAAX para remolque con los mismos procesos e instrucciones de fabricación aplicados en nuestras plantas de Estados Unidos, con lo que cumplimos con los mayores estándares de calidad”, destacó.

Cada operador resaltó, sabe exactamente su función en cada estación. Todos los procesos se verifican y tienen un control muy estricto.

“Contamos con un sistema digital que nos permite escanear el número de serie de la orden de cada suspensión, la estación en que se ensambló, el operador que lo realizó y la parte que se está produciendo. Tenemos un sistema bastante robusto en cuanto a registros, lo que nos permite rastrear todo el proceso de ensamble”, puntualizó.

Por su parte, Manuel Ventura, ingeniero de calidad añadió, que otro de los objetivos de Hendrickson Mexicana es obtener la certificación IATF 16949 en sistemas de gestión de la calidad.

“El sistema de calidad que manejamos hoy en día en la planta de Hendrickson está fundamentado en el QS900, una garantía para las piezas que ensamblamos, pero vamos por más. Llevamos dos años preparando y mejorando cada uno de nuestros procesos”, dijo.

Este año puntualizó, el objetivo es obtener la certificación IATF que abarca una serie de estándares y reglas para las empresas que fabrican autopartes.

“Mi compromiso es seguir manteniendo el prestigio de la marca. Mi contribución específica es asegurarme de que cada una de las operaciones y los pasos que en la línea de ensamble se realizan, garanticen un producto bajo las condiciones y especificaciones requeridas para asegurarle al cliente que está recibiendo lo justo por lo que pagó”, puntualizó Manuel Ventura.

Cabe destacar que la planta de Hendrickson en el país permite satisfacer de una forma rápida los requerimientos del mercado, acortando los tiempos de entrega y mejorando la relación con cada uno de sus clientes.

Por lo anterior, Hendrickson Mexicana sigue siendo la empresa líder en sistemas de suspensión para camiones, tractocamiones y remolques, siempre en constante innovación y mejora de cada uno de sus productos y procesos.