Big Data, la mejor solución para el tráfico vehicular

La Ciudad de México es la urbe con más tráfico del mundo por segundo año consecutivo según el TomTom Traffic Index de entre 390 ciudades

Junio 2018. TomTom Telematics recomienda usar Big Data como la mejor opción para solucionar con los problemas viales de la Ciudad de México.

De acuerdo con TomTom Telematics, los automovilistas pasan alrededor de 59 minutos de media al día y 227 horas al año en el tráfico vehicular, es decir, poco más de 9 días detenidos en el caos de la ciudad. Además, la congestión vehicular representa un incremento del 66 por ciento de tiempo medio de un trayecto, esto representa un 7 por ciento más que el año anterior.

Ante este panorama, la marca ofrece dispositivos móviles integrados en los vehículos enlista los pros del Big Data que podrían ayudar a las empresas capitalinas en sus traslados diarios para evitar tiempos muertos y sobrecostos por malgastar combustible:

  1. Adiós a los embotellamientos. La redirección del tránsito, y por tanto su disminución, es posible gracias al Big Data y la telemática. En España, por ejemplo, 4 de cada 10 compañías que trabajan con la aplicación de estas tecnologías presentan un crecimiento anual de hasta 20 y 25 por ciento.
  2. Estaciónate con facilidad. El Big Data ya es usado para encontrar lugares vacíos de estacionamiento, en varias ciudades. Con este método, las personas invierten menos tiempo en su auto, reducen su consumo de energía y, como consecuencia, contaminan menos el medio ambiente.
  3. Mayor fluidez en el sistema de transporte. Actualmente ya es posible obtener, almacenar y procesar todo el Big Data generado por todo tipo de dispositivos móviles como smartphones, y así determinar el desplazamiento de las personas. Estos datos GPS algunos países los usan proactivamente para alterar las rutas de camiones de gran peso y así reducir el tránsito y los tiempos de viaje en zonas determinadas.
  4. Cero baches, cero preocupaciones. Además de su ubicación, los dispositivos GPS pueden informarnos sobre la intensidad de los movimientos que experimentan. Esta tecnología, junto con un software de gestión de flota, puede detectar cualquier alteración en el sistema interno del vehículo como fallas códigos de falla (puede ayudar a las empresas a prevenir problemas durante la verificación), nivel y consumo de gasolina y también permite saber cómo se está manejando el vehículo por parte del conductor.
  5. El patrón de eventos de conducción de los conductores de una ciudad, podría identificar baches y en dónde se encuentran, por lo que estas fallas urbanísticas serían cosa del pasado.
  6. Saber de los demás. Conocer los puntos de partida de los transeúntes y los conductores, puntos de llegada e incluso las rutas que toman durante sus traslados, permitirá impulsar más y mejores políticas de movilidad y urbanismo que conduzcan hacia un México más eficiente y orientado a nuestras necesidades.