Hendrickson Mexicana, contribuye en la productividad

La marca líder en productos de sistemas de suspensión y sus componentes

Junio 2018. Una vez más marcando la pauta en la industria del autotransporte, Hendrickson Mexicana deja en claro durante el XVIII Foro Nacional del Transporte de Mercancías organizado por la ANTP, que sigue siendo la marca líder con los mejores productos de sistemas de suspensión y componentes, servicios y capacitación.

En esta ocasión, la marca presentó el sistema frenos de disco optimizados para remolque MAXX22T, así como el sistema automático de control de presión de llantas TIREMAAX PRO, y la terminal de rueda HXL5 Sistema de Servicio Extendido Hendrickson de 5 años de bajo mantenimiento.

Sadot Orozco, Gerente de Ventas y Servicio de Hendrickson Mexicana, destacó la importancia de eficientar la transportación a través de nuevas tecnologías y su uso adecuado.

“Actualmente en nuestra planta ubicada en Querétaro, ensamblamos los sistemas de suspensión VANTRAAX e INTRAAX, así como ejes sueltos con ensambles de terminal de rueda HXL5 y el sistema de control de presión de llantas TIREMAAX para remolques, y próximamente ensamblaremos el sistema de frenos de disco”, puntualizó el directivo.

Expectativas de crecimiento

“Este primer semestre del año lo hemos cerrado satisfactoriamente, continuamos siendo líderes en el mercado gracias a la preferencia de empresas como las que hoy están presentes en tan importante foro. Nuestro objetivo es seguir incrementando nuestra presencia y preferencia en la industria del autotransporte de carga”, afirmó Sadot Orozco.

En cuanto a refacciones agregó, cuentan con la red más amplia de distribución en toda la República Mexicana, donde destacan las principales marcas fabricantes de camiones, quienes cuentan con productos de la marca en sus puntos de ventas en todo el país.

“Trabajamos muy de cerca con el cliente final realizando capacitaciones técnicas, uniéndonos con las flotas y sobre todo concientizando al cliente de no poner en riesgo su operación, ya que una unidad se compra para que trabaje el mayor tiempo posible en óptimas condiciones, adquiriendo productos de calidad y no algo desechable por ahorrar en costos de operación”, concluyó.