Continental y Vodafone unen fuerzas en pro de la seguridad vial

El sistema de alerta de embotellamientos evita alcances

Julio 2018. En el marco de Europe’s Business Festival for Innovation and Digitization (CeBIT), Vodafone y Continental anunciaron una nueva colaboración orientada para impulsar la seguridad de las carreteras alemanas por medio de la conectividad inteligente de vehículos.

Para ello, ambas empresas desarrollaron dos de los proyectos de mayor interés son un escudo digital para peatones y un sistema de alerta de embotellamientos; las soluciones se implementarán con tecnología 5G, conectividad celular entre “el vehículo y todo” (V2X celular) y edge computing (o nube transversal).

Johann Hiebl, quien encabeza la unidad de negocios Infotainment and Connectivity de Continental, comentó, “Continental ha estado trabajando para interconectar los vehículos, entre sí y con la infraestructura, desde hace más de 20 años. Los vehículos de hoy necesitan una tecnología automotriz superior y una tecnología de conectividad superior. Nuestra colaboración con Vodafone reúne a expertos de ambos mundos para desarrollar soluciones con tecnologías de comunicación inteligentes como 5G, V2X celular y edge computing móvil, que hacen nuestras carreteras más seguras”.

En el laboratorio de movilidad 5G de Vodafone, los socios están optimizando la red inalámbrica para hacer frente a los inmensos requerimientos de datos de la industria automotriz. Los vehículos totalmente automatizados generarán hasta un gigabyte de datos por minuto, y hará posible que millones de automóviles se comuniquen entre sí de manera simultánea de los peligros potenciales en tiempo real.

La tecnología V2X celular lo hacvehículos automátizadose posible porque vehículos automátizadosconecta al vehículo con la nube y facilita el intercambio de información entre vehículos o entre vehículos y otros usuarios de la carretera.

Continental y Vodafone también están probando la tecnología de edge computing (nube transversal) móvil, que permite desplegar capacidades de cómputo en la nube y ambientes de servicios de TI en el borde de la red celular. Esta tecnología reduce considerablemente tanto el volumen de datos a transmitir como la ruta de transmisión, y eleva las velocidades de procesamiento de la información a niveles nunca antes vistos.