¿Cuál silla de auto para bebé compro?: Quálitas

Los autoasientos y el cinturón de seguridad reducen el riesgo de sufrir lesiones durante un incidente vial hasta en un 80 por ciento

Julio 2018. Invertir en sistemas de retención infantil puede ser costosa para muchas familias, sin embargo, en caso de un accidente puede reducir el riesgo de sufrir lesiones hasta en un 80 por ciento. Por eso, Alma Cruz, directora de Munli y Pancho Name, piloto profesional de Rally, brindaron una orientación como parte de su labor como voceros de la campaña Conducta Vial Quálitas.

Al momento de un impacto, un bebé o niño sentado en los brazos de un adulto o suelto, puede salir disparado del vehículo o golpearse contra otros pasajeros o partes del auto. Lo mismo pasará en el caso de un adulto que viaja sin cinturón de seguridad. Cualquier pasajero que no está asegurado, puede lastimarse y lesionar a los demás.

Por este motivo, sin importar que tan cerca o despacio vayas, todos los pasajeros de un vehículo deben ir con cinturón de seguridad o con un Sistema de Retención Infantil (SRI).

Es importante que tu decisión de compra de un sistema no esté basada únicamente en el precio, sino también en las características del pequeño que lo usará y el vehículo en que lo instalarás. Un aspecto trascendental es que el producto esté certificado para su uso en vehículos de motor. Esto significa que el producto ha pasado por una serie de pruebas de impacto que garantiza su seguridad. Los principales países que cuentan con certificación son: EUA, Canadá, aunque también certificación Europa.

Desafortunadamente, en México no existe una certificación de autoasientos. Sin embargo, todos los que venden en las tiendas departamentales ya cuentan con las mínimas especificaciones de un SRI seguro.

Otro punto importante a tomar en cuenta es la caducidad de la silla; ya que su tiempo de vida varía según la marca y modelo. El promedio es entre 5 o 10 años, pasando ese tiempo es muy importante ya no usarlas, ya que los materiales no protegen en caso de un accidente. Te sugerimos que al comprar silla nueva revises su fecha de fabricación (la podrás encontrar en la etiqueta del producto o en la caja) para asegurarte que sigue vigente y no tiene mucho tiempo de haber sido fabricada.

Si es posible, te recomendamos que, al momento de ir a comprarla, vayas con tu hijo, de manera que pueda probar las diferentes posiciones y estés seguro que estará cómodo.  Incluso, si la tienda te lo permite, instálala en tu auto antes de adquirirla.

Hay cinco tipos de autoasientos con distintos límites de peso y talla; una vez que tu bebé llegue al límite de alguno de los dos, es necesario hacer el cambio o adaptación.

1.- Infantiles: También llamados portabebés o huevitos. Según el modelo es el límite de peso y estatura, en promedio puede funcionar hasta que el niño pese entre 10 a 13 kilos o mida entre 70 y 80 cm aproximadamente (alrededor de los 12 meses de edad). Únicamente se deben de instalar viendo hacia atrás. Hay con o sin base y se utilizan también en la carreola.

2.- Convertibles: Se pueden colocar viendo hacia atrás o hacia delante. Primero debe ir viendo hacia la parte trasera (de preferencia hasta los 18 kg) y posteriormente hacia adelante usando también el arnés de 5 puntos. (aproximadamente hasta los 29 kg). La mayoría se pueden usar desde recién nacidos y en promedio tienen una caducidad de 6 a 8 años.

3.- Combinables: Únicamente se instalan viendo hacia adelante, primero utilizando los arneses de 5 puntos y después como elevador o booster. Ideal a partir de los 4 años por la estructura ósea y después de los 5 años como booster.

4.- Boosters oElevadores: Existen con y sin respaldo y su función es posicionar el cinturón de seguridad del adulto. Son para niños que son muy grandes para utilizar un autoasiento con cinturón de 5 puntos, pero aún muy chicos para usar el cinturón de seguridad únicamente. El niño debe tener 5 años como mínimo y ser lo suficiente maduro para mantener el cinturón de seguridad en su lugar, sin moverlo durante todo el trayecto. Se deben de colocar en lugares en donde haya reposacabezas o bien utilizar uno con respaldo.

5.- 3 en 1 o 4 en 1: Abarcan varias etapas y posiciones y se puede utilizar desde que el bebé nace.