I.D. R Pikes Peak incluye sistema de recuperación de energía

Los procesos aprendidos con el I.D. R Pikes Peak, contribuirán al desarrollo de vehículos de producción en serie

Agosto 2018. El Volkswagen I.D. R Pikes Peak, un auto de carreras totalmente eléctrico, está equipado con el sistema de recuperación de energía a través de las baterías de iones de litio, además de tener un diseño sofisticado y ligero, el cual dependen de una tecnología ya implementada en muchos modelos de producción impulsados eléctricamente.

En un auto convencional, gran parte de la energía generada por el frenado se convierte en calor y se pierde. Por el contrario, en un auto eléctrico, esta energía fluye de vuelta hacia los paquetes de baterías. El I.D. R Pikes Peak produce por sí mismo parte de la energía eléctrica requerida para los dos motores que generan 680 caballos de fuerza.

Piotr Wrzuszczak, director de Investigación y Conceptos de Desarrollo en Volkswagen Motorsport, explicó que permite reducir el tamaño de las baterías y mantener el peso del vehículo debajo de los 1,100 kilogramos incluyendo al piloto.

Sin embargo, los ingenieros de Volkswagen Motorsport no tenían experiencia en sistemas de recuperación de energía. Afortunadamente contaron con el respaldo de las áreas técnicas para movilidad eléctrica de Wolfsburg y el Centro de Preproducción Volkswagen (VSC, por sus siglas en inglés) en Brunswick.

Para facilitar el proceso de aprendizaje, Volkswagen Motorsport instaló primero un tren de potencia eléctrico en un Golf GTI TCR touring. El vehículo experimental se utilizó como laboratorio móvil en Ehra-Lessien, un sitio de pruebas de Volkswagen. Se enfocaron en la recuperación de energía.

“Debido a que no pudimos hacer pruebas en el circuito original de Pikes Peak, comparamos los datos del Golf GTI TCR, contra los datos producidos en el simulador de Volkswagen Motorsport. Para esto, se programó la pista completa como simulación de computadora”, dijo Wrzuszczak.