La necesidad de crear una cultura financiera: Quálitas

Cultura financiera, la clave de un patrimonio seguro

Septiembre 2018. Quálitas crea diferentes iniciativas que los acerque con sus clientes y grupos de interés para mantenerlos informados, para que inviertan en un seguro como parte de su protección y patrimonio y, por lo contrario, que no sea considerado como un gasto.

En un comunicado, la compañía de seguros explicó que, en México, sólo el 30 por ciento de los automóviles cuentan con la protección de un seguro. “Es ahí en donde podemos darnos cuenta de la falta de cultura del seguro y financiera”.

Señaló que entre las principales barreras de acceso se encuentra en primer lugar, la percepción de un costo elevado de las pólizas; en segundo lugar, no saber qué son, cómo funcionan o dónde contratarlas y, en tercer lugar, considerar que no los necesitamos, porque no nos pasará.

Sin embargo, un seguro siempre debe verse como una necesidad, ya que un accidente vial, al que todos estamos expuestos, puede acabar con nuestro patrimonio y generar sobreendeudamiento.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), más de la mitad de los mexicanos no tiene conocimiento de la educación financiera, lo que se traduce en contar con malos hábitos al momento de usar productos y servicios financieros.

Por otra parte, la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) plantea que los beneficios de la educación financiera tienen impacto en la economía en general, ya que los ciudadanos que cuentan con una buena cultura financiera comprenden mejor las políticas económicas y sociales adoptadas por sus gobiernos, y tendrán una mayor capacidad para sortear una crisis.

De acuerdo a los expertos, la educación financiera debe inculcarse desde temprana edad y ponerse en práctica todos los días, lo que tendrá como consecuencia: Ahorrar para cumplir una meta, hacer aportaciones voluntarias para un retiro más digno, utilizar el crédito de manera responsable o contratar un seguro para evitar imprevistos económicos.