Destacan el papel de los aseguradores

Tranquilidad en momentos difíciles, el trabajo de un ajustador

Septiembre 2018. En su jornada laboral, los ajustadores atienden en promedio entre 6 y 7 incidentes. La gran mayoría son alcances menores que se resuelven rápidamente en un periodo de 30 a 45 minutos, sin embargo, hay otros más complicados que pueden llevar todo el día.

“La capacitación hace la diferencia para lograr los estándares de calidad que Quálitas exige. Proporcionar un servicio de excelencia al cliente debe ser prioridad para todos los que nos dedicamos a esta labor”, comentó Edgar Luna, ajustador de Quálitas.

Tras 17 años de trabajar en Quálitas —3 en cabina y 14 como ajustador— Edgar ha visto cómo ha cambiado su profesión. Antes era necesario tomar fotografías con una cámara digital y al final de la jornada descargarlas en la computadora para enviarlas a cabina. Ahora se mandan las imágenes de los autos colapsados al momento desde una tablet al igual que los datos que se capturan en su equipo electrónico.

Edgar, al finalizar su jornada laboral, siente la satisfacción de apoyar a los asegurados de Quálitas en momentos difíciles y la tranquilidad de formar parte de una compañía cuyos estándares de calidad le permiten ofrecen el mejor servicio del mercado.