Disminuye la venta de camiones pesados durante los primeros nueve meses de 2018

Las ventas acumuladas durante los primeros nueve meses del año, presentan una disminución de 2.2 por ciento

Octubre 2018. La Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT) informó que, en septiembre, la venta al mayoreo de vehículos pesados alcanzó las 3 mil 737 unidades que comparadas con las 3 mil 282, lo que representó un aumento de 13.9 por ciento.

El organismo explicó que las ventas al menudeo consiguieron las 3 mil 461 unidades que, comparadas con las comercializadas durante el mismo mes del año pasado, es decir, 0.5 por ciento más.

En lo que se refiere a las ventas acumuladas de enero a septiembre, la ANPACT declaró que la venta al mayoreo obtuvo los 28 mil 539 vehículos, lo que significó una disminución de 2.2 por ciento, si se compara con las 29 mil 171 unidades comercializados durante el año anterior. Por otra parte, las ventas acumuladas al menudeo registraron los 29 mil 602 vehículos, lo que representó una ligera caída de 0.2 por ciento.

Miguel Elizalde, presidente ejecutivo de la asociación, comentó que las cifras acumuladas en lo que va de este año, demuestran que el mercado interno se debe fortalecer para alcanzar el éxito del modelo exportador.

“Una vez concluidas las negociaciones que derivaron en el Acuerdo Estados Unidos, México, Canadá (USMCA), es necesario voltear hacia la realidad nacional, reconocer su potencial y establecer medidas integrales para detonar mayor crecimiento. La dinámica de la producción de la industria automotriz, no sólo puede depender de los mercados externos. Actualmente, la industria de vehículos pesados se encuentra por debajo de su potencial, en 2017 la venta real se ubicó 37 por ciento por debajo del potencial base”, indicó.

Elizalde recordó que el organismo ha trabajado desde el sector autotransporte (con Concamin, ANTP, Canacar, Canapat y Conatram), desde el sector automotriz (con AMIA, AMDA, INA y Canacintra) y desde el sector movilidad (con AMAM y AMTM) en el impulso a la renovación de la flota, pues además de impulsar de manera importante la economía del país, estas medidas tienen una dimensión social importante.