Se analizarán los retos del Gas Natural durante AltFuels México 2019

Desde hace unas décadas el gas natural ha sido tomado en cuenta como una opción de combustible por ser menos contaminante y económico

Octubre 2018. Con el propósito de dar a conocer los avances en materia de combustibles alternativos, así como las nuevas tecnologías sostenibles en el sector del transporte, AltFuels México se llevará a cabo del 11 al 14 de marzo del 2019 en el World Trade Center (WTC) de la Ciudad de México.

En dicho evento se abordarán los retos del Gas Natural en México, ya que es considerado como el tipo de energía fósil más amigable con el medio ambiente y no es tóxico. Éste puede ser utilizado en diversas aplicaciones como el transporte (autos, camiones), generación de electricidad, servicios domésticos, comercio, industrias, entre otros.

El país que más gas natural produce es Estados Unidos, en el año 2015 el 22 por ciento del total mundial corresponde a esta nación; Rusia produjo el 16.1 por ciento del gas natural e Irán el 5.4 por ciento. En México, la producción fue de 1.5 por ciento, por lo que requiere diversas etapas que van desde la exploración de los yacimientos hasta el transporte y comercialización.

Entre 2007 y 2012, la demanda de este hidrocarburo a nivel nacional creció en 17 por ciento, mientras que la producción solo lo hizo en 2 por ciento por falta de inversiones, declinación de campos de gas en la región sureste, entre otros factores.

De acuerdo con datos del Observatorio de Inteligencia del Sector Energético (OISE), muestra que de los 8,261.029 Petajoules (PJ) de energía que se produjeron en el año 2015, 7,203.850 corresponden a hidrocarburos y 2,037.325 son de producción de gas natural, que es el 24.66 por ciento del total de energía primaria. Las zonas más productivas del país son los estados de Tabasco, Tamaulipas, Veracruz, Nuevo León y las aguas territoriales.

La prospectiva de Gas Natural 2017 – 2031 elaborado por la Secretaría de Energía (SENER), estima que para el año 2031 la demanda de gas natural incremente 26.8 por ciento respecto a 2016. El incremento está asociado a la expansión de la infraestructura de gas natural, así como a la entrada en operación de varias centrales a ciclo combinado, que por sus factores de planta demandarán considerablemente éste energético.

En la última década, la demanda nacional de gas natural ha incrementado 34.3 por ciento principalmente por la ampliación en la generación de energía eléctrica a partir de este combustible, mediante plantas de ciclo combinado.

Esta tecnología resulta más eficiente y sustentable en comparación a las plantas eléctricas que utilizan otro tipo de combustible fósil, debido a la menor generación de emisiones de CO2 y a los elevados rendimientos de la energía contenida en el energético (alrededor del 60 por ciento), aunado a que el gas natural es un combustible de menor costo.

El gas natural ha sido tomado en cuenta desde hace algunos años como una opción de combustible por ser menos contaminante y económico, puede ser utilizado en el consumo doméstico. El gas natural no representa riesgo de incendio pues se eleva y se dispersa en aire sin hacer combustión.

Otro de sus usos es como combustible para el transporte, Gas Natural Vehicular (GNV) el cual provee una serie de beneficios con un impacto a nivel económico y ambiental. Si comparamos su precio con la gasolina magna y el diésel, existe una diferencia de hasta el 50 por ciento. Además, reduce emisiones en un 90 por ciento de monóxido de carbono (CO), 30 por ciento de dióxido de carbono (CO2), 100 por ciento de partículas suspendidas y no produce óxidos de azufre (SOX).