INFINITI destaca tecnología HBMC

La investigación y desarrollo ha llevado a los ingenieros de INFINITI a implementar sistemas que brinden un confort superior sin sacrificar el desempeño en cada uno de sus vehículos

Noviembre 2018. Los sistemas que INFINITI implementa en sus vehículos de producción ayudan a empoderar a los conductores con un manejo seguro. Es el caso de INFINITI QX80, el SUV full-size de lujo que está equipado con el Sistema Hidráulico de Control de Movimiento de la Carrocería (Hydraulic Body Motion Control o HBMC, por sus siglas en inglés).

El sistema utiliza cilindros hidráulicos en los amortiguadores (conectados a la tubería hidráulica de enlace cruzado) y dos monitores de acumuladores para ajustar la suspensión, éste ajusta la rigidez al transferir el aceite entre las tuberías hidráulicas del enlace cruzado.

Cuando la carrocería de QX80 comienza a inclinarse, el aceite de un lado del vehículo se transfiere al otro lado para endurecer la suspensión y contrarrestar el balanceo. El HBMC aplica una presión más alta para las curvas exteriores y una presión más baja para las curvas interiores obteniendo como resultado el evitar el balanceo del vehículo, equilibrar la presión en la suspensión y mantener el máximo control y desempeño del vehículo.

Este sistema de control hidráulico monitorea la inclinación y movimientos no deseados de la carrocería para lograr el máximo confort de conducción, sin sacrificar desempeño. El sistema supervisa y se ajusta con respecto al ángulo de la carretera para controlar la presión de la suspensión, lo que resulta en un desplazamiento suave y plano.