Volvo Buses México festeja 20 años de operación

En visita a la planta la marca mostró sus avances tecnológicos que son exportados a diferentes partes de mundo; actualmente con una producción de 3 autobuses y 2 chasis diarios, rodando hasta 8 mil autobuses a la fecha

Octubre 2018. Durante 20 años, Volvo Buses México ha crecido en el mercado mexicano a través de la transformación, innovación y seguridad en sus unidades; además, se ha convertido en un proveedor de soluciones de transporte integral, indicó Rafael Kisel Reinisch, presidente y director general de la firma.

El directivo explicó que la operación de la compañía está basada en ofrecer cada vez mejores vehículos a sus clientes mediante cinco ejes diferenciadores: seguridad, innovación, confiabilidad, eficiencia y confort.

Declaró que el objetivo principal de la empresa es “tener cero accidentes”, por eso, Volvo ha desarrollado sistemas de seguridad para que sus vehículos sean los más seguros del mercado. “Hemos introducido el 9800 con todas las herramientas preventivas para brindar a los usuarios un viaje más seguro”.

Indicó que Volvo ha sido pionero en tecnología y electromovilidad, ya que es una de las ensambladoras que realizó esa transición hace 10 años, cuya oferta está comprobada a través de los cinco mil vehículos eléctricos, híbridos o 100 por ciento eléctrico de la marca que circulan por todo el mundo.

“Llevamos 10 años trabajando con la electromovilidad y seguimos ofreciendo a nuestros clientes las mejores soluciones de transporte”, señaló.

Por otro lado, el directivo expresó que la armadora sueca seguirá produciendo y comercializando vehículos que ofrezcan confort y seguridad a los ocupantes. Por ello, Volvo tomó la decisión de tener un centro de desarrollo de autobuses foráneos en México, para seguir fabricando carrocerías, dijo, “producir es prosperidad”, tanto para los usuarios como para el desarrollo del país.

En lo que atañe al segmento de vehículos urbanos, la marca ha tenido una importante presencia en vehículos BRT, teniendo una participación de 50 por ciento en este tipo de unidades.

Desde 2015, el transporte de pasajeros y urbano enfrenta retos y, con ello, existe una necesidad de implementar soluciones que cuiden la integridad física de los pasajeros y de las unidades. Kisel Reinisch enfatizó que aún falta mucho para ofrecer a los mexicanos un servicio digno, ya que a diario se transportan en vehículos inadecuados, en malas condiciones, que contaminan mucho y que atentan contra su seguridad.

“Este problema no solo se ataca únicamente cambiando buses viejos por nuevos, este problema es mucho más complejo y más grande. Lo que será posible mediante soluciones integrales que promuevan también tecnologías más eficientes, amigables con el medio ambiente a través de incentivos que promuevan su adopción. Esto es una evolución para poder transformar al transporte a largo plazo”, expuso.

Otro de los retos que el sector afronta son los costos de los combustibles, en enero del año anterior, el diésel tuvo un acrecentamiento de 17 por ciento y ha tenido incrementos paulatinamente. “Cada vez que vamos a llenar el tanque, nos cuesta más. Si continua esta tendencia, se encarecerá su precio y con ello el costo de la operación”, finalizó Kisel Reinisch.