La industria automotriz ante el cambio de gobierno en México

Una vez concluidas las renegociaciones comerciales entre México, Canadá y Estados Unidos, la perspectiva de la industria automotriz nacional se observa con obstáculos, retos y riesgos

Noviembre 2018. En conjunto con ProMéxico, Hogan Lovells (HL), despacho legal con presencia global, estuvo presente en el Foro México en el Cruce de Caminos, presente y futuro de la industria automotriz, se reflexionó sobre el sector automotriz y el escenario que deberá enfrentar durante los próximos seis años con la nueva administración.

Iván Rivas, asesor económico y experto en políticas públicas e integrante del equipo de transición del presidente electo López Obrador, expuso acerca de las políticas del nuevo gobierno en la industria automotriz del país; además, apoyará a sectores estratégicos para impulsar el desarrollo del país; sobre la industria automotriz en específico se refirió como un sector trascendental para el fortalecimiento de la cadena de valor.

“La industria automotriz evoluciona constantemente, nunca se ha tratado sólo de producir vehículos. Es importante pensar en la innovación como parte de la evolución, y listó cuatro ámbitos fundamentales para el desarrollo de esta industria, entre ellos la conectividad digital y el intercambio de información; en segundo lugar, la autonomía de vehículos que operan sin conductor; en un tercer ámbito resaltó el sharing, como es el caso de aquellos servicios de taxi de aplicaciones móviles y el cuarto: la electricidad como combustible de vehículos automotores”, indicó.

Durante el evento, los especialistas debatieron sobre el impacto de las nuevas tecnologías, los desafíos regulatorios y, una vez concluidas las renegociaciones del tratado comercial con Estados Unidos y Canadá, el enfoque será qué le espera a una de las industrias más importantes de México, como es la automotriz; tema que se analizó en la realización de un panel en donde se planteó cada una de estas interrogantes.

Juan Francisco Torres Landa, socio director de Hogan Lovells, aseguró que “México es el séptimo productor a nivel mundial de automóviles y el cuarto lugar en exportaciones”.

“La perspectiva para la industria automotriz mexicana que se desprende, una vez que han concluido las negociaciones, existen obstáculos, retos y riesgos, pero también grandes oportunidades”, añadió.

Patrick Ayad, socio de Hogan Lovells en Alemania, pronosticó que el futuro de las compañías automotrices se encuentra en las soluciones autónomas, conectadas, compartidas y eléctricas, “y México cuenta con una gran oportunidad de adecuarse al futuro”.