Audi México inaugura Planta de Ósmosis Inversa

Esto es una iniciativa que tomó Audi México para tener un uso responsable con el agua

Noviembre 2018. Audi México inauguró su planta de tratamiento por ósmosis, un proyecto sustentable de la fábrica de Audi México en San José Chiapa, Puebla, que la posiciona como la primera planta del Consorcio libre de descargas exteriores y a Audi como la primera armadora Premium en la industria automotriz a nivel mundial.

La Planta de Ósmosis Inversa permite remover cualquier tipo de impureza al agua que sale de los distintos procesos productivos a tal punto que se puede reutilizar. El objetivo principal es reducir el uso del agua como recurso, suprimir la contaminación y asegurar la correcta disposición de los elementos contaminantes.

Con una capacidad de tratamiento de 21 litros por segundo de agua residual, la Planta de Ósmosis Inversa se diseñó para tratar en su totalidad las aguas residuales de todos los procesos de la planta.

A diferencia de la mayoría de las plantas de ósmosis inversa, la planta de tratamiento de Audi México no descarga el agua concentrada al exterior. El agua concentrada del proceso de ósmosis inversa de Audi México es canalizada hacia las lagunas de evaporación. Estas lagunas de evaporación aumentan la concentración de sales minerales al retirar el agua y evaporarla. Los remanentes de este proceso de evaporación son compactados y dispuestos según las normativas mexicanas correspondientes.

Con esto Audi México produce completamente sin descargas externas de aguas residuales. De esta forma, Audi Q5 será producido totalmente sin descargas externas de aguas residuales.