Oportunidades del gas natural en México

AltFuels México 2019 que se llevará a cabo del 11 al 14 de marzo en WTC de la Ciudad de México

Noviembre 2018. Desde hace unas décadas el gas natural ha sido tomado en cuenta como una opción de combustible por ser menos contaminante y económico.

Estados Unidos se ha convertido en un líder mundial en cuanto a la reducción de las emisiones de dióxido de carbono derivadas del uso de energía. Redujeron aproximadamente 14 por ciento, lo que equivale a 700 millones de toneladas métricas, desde 2005 hasta 2017, gracias a la utilización del gas natural en vehículos automotores.

México podría seguir el ejemplo de Estados Unidos para hacer frente al aumento constante en el costo de los combustibles tradicionales como la gasolina y el diésel, asimismo de impulsar una industria (la del gas) que puede generar un gran número de puestos de trabajo, de igualmente la importante reducción de emisiones de gases contaminantes.

De acuerdo con datos de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) muestran que, de octubre de 2017 al mismo mes en 2018, la gasolina ha aumentado casi un 18 por ciento. Si llenar el tanque de un auto de 40 litros costaba 638 pesos en octubre de 2017, para el mismo periodo en 2018 cuesta 776 pesos contra el bajo incremento al costo del Gas Natural Vehicular (GNV) que pasó de 7.35 pesos en 2017 a 9.08 a noviembre de 2018.

Pero las afectaciones no han sido solo al bolsillo de los ciudadanos, ya que en temas medioambientales las emisiones de dióxido de carbono (CO2) de México entre 1990 y 2015 aumentaron 54 por ciento, según datos del Inventario Nacional de Emisiones de Gases y Compuestos de Efecto Invernadero.

En México la red de estaciones de abastecimiento de GNV se encuentra en etapa de desarrollo (las que operan actualmente son de empresas privadas), pero se prevé que en cinco años la cifra aumentará exponencialmente debido al encarecimiento de los combustibles tradicionales.

Los sectores de transporte de pasajeros y de carga son los más beneficiados con la utilización del GNV ya que éste provee una serie de beneficios con impacto económico y ambiental. Si comparamos su precio con la gasolina magna y el diésel, existe una diferencia de hasta el 50%. Además, reduce emisiones en un 90 por ciento de monóxido de carbono (CO), 30 por ciento de dióxido de carbono (CO2), 100 por ciento de partículas suspendidas y no produce óxidos de azufre (SOx).

La Secretaría de Energía (SENER) indicó que la demanda de gas natural en el sector del transporte ha aumentado en 40 por ciento debido al incremento del 15.2 por ciento en el parque vehicular que utiliza este combustible. México cuenta con vehículos que operan con motores a gas natural desde hace más de diez años y, actualmente, circulan en nuestro país alrededor de 15.000 unidades con esta energía baja en emisiones.

El mantenimiento de los vehículos convertidos o de fábrica a GNV es más barato, ya que al ser un gas no deja los residuos de suciedad que dejan los hidrocarburos en los filtros, por lo que el mantenimiento es preventivo.

Además, al ser más ligero que el aire, en caso de un accidente, el GNV se disipa eliminando el riesgo de incendio o explosión en una colisión.

Participar en la estructuración, ajuste y modernización de Políticas Públicas, buenas prácticas de seguridad medio ambientales, comerciales e industriales, así como impulsar el crecimiento del sector del gas natural, son parte de la misión de la Asociación Mexicana de Gas Natural Vehicular, GNC, GNL y Biogás (AMGNV), que durante la edición de 2018 AltFuels México presentó su evolución y nuevo comité directivo y que en 2019 presentará los avances de su primer año de gestión.