AMDA y AMIA rechazan cobro de tenencia de autos en Guanajuato

Este estado ha sido destino de gran parte de las inversiones en materia automotriz en los últimos 25 años

Diciembre 2108. De cobrarse otra vez, la tenencia en Guanajuato provocará un efecto inverso como la complicación de cobrar multas y aplicar sanciones, perdiendo la confiabilidad de su parque vehicular y equivocando el diseño de estrategias de movilidad.

Guillermo Prieto Treviño, presidente ejecutivo de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) y Eduardo Solís Sánchez, presidente ejecutivo de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) coincidieron en que la aplicación de un nuevo gravamen de 3 por ciento al valor comercial de un vehículo mayor o igual a 500 mil pesos.

En la medida que emigren las compras de unidades a otras entidades, afectando a los distribuidores de vehículos, explicaron, también se estaría generando un perjuicio al Gobierno del Estado porque estaría perdiendo parte del Impuesto Sobre Autos Nuevos (ISAN) generado por la comercialización de esas unidades y una menor contribución al Impuesto al Valor Agregado (IVA), convirtiéndose en una triple afectación.

En una carta enviada a Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, gobernador de Guanajuato y a Héctor Salgado Banda y Mauricio Usabiaga Díaz Barriga, sus secretarios de Finanzas y Desarrollo, respectivamente; los presidentes ejecutivos de la AMDA y AMIA expresaron su preocupación sobre el restablecimiento del gravamen vehicular en esta entidad.

“Hay que evitar los dispendios y disminuir el gasto corriente que no genera ningún beneficio a la población para evitar irse por la vía fácil de imponer esquemas anticuados de impuestos”, afirmaron Prieto Treviño y Solís Sánchez.