Radiografía de un CUPRA

La batería marca todo el diseño y posición del resto de elementos

Diciembre 2018. Como si de una radiografía humana se tratara, una animación en 3D permite hacer un viaje al interior del CUPRA e-Racer, el primer turismo de competición 100% eléctrico del mundo.

Destaca una batería de 450kg y cuatro motores ‘verdes’ que se encuentran en el eje trasero y ofrecen 680CV.

En pista, el equipo técnico y el propio piloto deben saber gestionar la temperatura de los componentes. Este coche incorpora en el radiador un sistema de refrigeración diseñado a medida, que permite una refrigeración en unos 20 minutos. “Hay tres circuitos de refrigeración independientes, ya que cada elemento tiene unos límites de temperatura diferentes: el tope de la batería es de 60ºC; los inversores, de 90ºC, y los motores, de 120º C”, señaló Xavier Serra, responsable de Ingeniería de CUPRA.