Continental registra crecimiento de ventas en 2018

Perspectiva para 2019: Ventas consolidadas de aproximadamente 45 a 47 mil millones de euros a tipos de cambio constantes, margen EBIT ajustado de aproximadamente 8 a 9 por ciento

Enero 2019. A pesar de la disminución de los mercados automotrices, Continental tuvo un crecimiento de ventas reportado para 2018 alrededor del 1 por ciento. De este modo, las ventas consolidadas aumentaron a alrededor de 44.4 mil millones de euros. Mientras que el margen EBIT ajustado alcanzó aproximadamente el 9.2 por ciento, lo que equivale a ganancias operativas ajustadas de alrededor de 4.1 mil millones de euros.

En el cuarto trimestre, el fabricante de tecnología generó ventas por alrededor de 11,250 millones de euros, que es el mismo nivel que en el mismo trimestre del año anterior. El EBIT ajustado ascendió a aproximadamente 1.100 millones de euros en el último trimestre de 2018 y el margen EBIT ajustado fue de alrededor del 9,7 por ciento.

Ajustado por los cambios en el alcance de la consolidación y los tipos de cambio, el crecimiento de las ventas de Continental fue de alrededor del 3 por ciento en el último año fiscal. Este desarrollo positivo fue contrarrestado por nuevas caídas en la producción mundial de automóviles de pasajeros y vehículos comerciales ligeros, que se materializaron como temidos y ascendieron a 1 por ciento en 2018. En el cuarto trimestre de 2018, la producción global también disminuyó, un 4 por ciento interanual.

Además, la compañía transformó su división Powertrain en un grupo independiente de entidades legales al inicio de 2019. Se está preparando una posible salida a bolsa parcial a mediados de año.

En sus áreas de negocio automotriz, de llantas e industrial, el fabricante de tecnología pronosticó ventas globales consolidadas de aproximadamente 45 a 47 mil millones de euros a tipos de cambio constantes y un margen de EBIT ajustado de aproximadamente 8 a 9 por ciento para el año fiscal en curso.

La perspectiva de Continental se basa en parte en el supuesto de que el volumen de producción global de automóviles y vehículos comerciales ligeros en 2019 será aproximadamente el mismo que el del año anterior.