Volkswagen inicia con producción de la nueva estación de carga flexible

La nueva estación de carga flexible se producirá en la planta de componentes de Hanover

Enero 2019. Volkswagen anunció de iniciar con la producción en serie de la estación de carga rápida flexible a partir de 2020.

Esta estación, basada en el principio de un banco de poder, es capaz de cargar hasta cuatro vehículos al mismo tiempo y también se puede usar para el almacenamiento provisional de eco-energía.

La estación se producirá en la planta de componentes de Hanover, donde la fabricación del intercambiador de calor, que formaba parte del área de negocios de motores, será reemplazada paso a paso por la nueva área de negocios de movilidad eléctrica.

El proyecto piloto comenzará en el verano de 2019 junto con la ciudad de Wolfsburg. A partir de 2020 se iniciará la producción de las primeras estaciones de carga rápida en la planta de Hanover.

La transición a la electromovilidad permitirá que la planta logre la transformación que necesita con urgencia y contribuirá a salvaguardar el empleo y fortalecer la sustentabilidad de la situación financiera de la planta de componentes de Hanover.

En términos técnicos, la estación de carga se basa en el paquete de baterías de la Plataforma Modular Eléctrica (MEB) de Volkswagen y se diseñó para usar sus módulos de celdas. Posteriormente la estación de carga aportará una segunda vida a las baterías de los vehículos eléctricos. Una batería pierde su capacidad de carga con el tiempo. Cuando la batería de un vehículo alcanza una capacidad residual reducida definida, se debe reemplazar. Si esta batería se somete después a un análisis exhaustivo, se puede reutilizar en una estación de carga móvil.

La compañía se enfoca en nuevas actividades, como la estación de carga rápida flexible, e invierte intensamente en la movilidad. La producción de la estación de carga dará como resultado que una cuarta parte de la planta de componentes alemana fabrique componentes para electromovilidad.