Venta al menudeo de vehículos pesados aumentaron 0.3 %

El mercado interno requiere de la implementación de medidas estructurales que lo fortalezcan: Elizalde

Febrero 2019. En enero, las ventas al mayoreo registraron un total de 2 mil 120 unidades, lo que significó una caída de 4.2 por ciento con respecto al mismo mes del año pasado, explicó la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT).

Asimismo, ANPACT dio a conocer que, durante dicho mes, las ventas al menudeo sumaron un total de 2 mil 941 unidades que comparadas con las 2 mil 933 vendidas durante enero de este año, representó un aumento de 0.3 por ciento.

Miguel Elizalde, presidente ejecutivo del organismo, dijo que “el mercado interno requiere de la implementación de medidas estructurales que lo fortalezcan. Para ello, dijo, es indispensable, colaborar con autoridades para construir soluciones, particularmente con la Secretaría de Economía, encabezada por Graciela Márquez Colín, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) que encabeza Javier Jiménez Espriú, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMANART) y su titular Josefa González Blanco y la banca de desarrollo.

Elizalde recordó que más de seis millones de familias dependen directa o indirectamente de la industria, que existen más de 190,000 personas físicas y morales que generan el 6 por ciento del PIB y atienden a más de 70 ramas de la actividad económica nacional, el 96 por ciento de los viajes y el 56 por ciento de la carga se mueven en autotransporte, por lo que llamó, a impulsar políticas públicas que fortalezcan al autotransporte de carga y pasaje. Como el automotriz, el autotransporte es un sector clave por su influencia directa en toda la economía.

Por ello, en el Plan Nacional de Desarrollo es necesario contemplar una correcta implementación de los tratados comerciales, especialmente el T-MEC; apoyar a la industria nacional del autotransporte a través de esquemas de capacitación y profesionalización, tanto del operador como de la empresa; sacar provecho de las nuevas tecnologías de tal forma que se aumente la competitividad de las empresas nacionales y trabajar esquemas de financiamientos e incentivos que encaminen a los transportistas a potenciar su capacidad de generación de empleo.