Entrega VWFS más de 25 obras comunitarias en Puebla

Estas acciones forman parte de la estrategia de Responsabilidad Social que mantiene la financiera

Febrero 2019. Después del terremoto del 19S, Volkswagen Financial Services México (VWFS) definió 2018 como el “Año de la Reconstrucción” y el pasado fin de semana realizó la entrega de diversos proyectos, producto de 8 mil horas de trabajo voluntario por parte de colaboradores, amigos y familiares, además de colegas de la planta automotriz, de la Secretaría de Desarrollo Social de Puebla y de los propios habitantes de San Miguel Tecuanipa, en el municipio de Tochimilco.

Con un promedio de una visita cada tres semanas, 14 intervenciones de voluntariado, la financiera entregó más de 25 obras comunitarias que representaron una inversión de alrededor de 850,000 pesos; recursos que fueron obtenidos a través de donativos de colaboradores, amigos, familiares de la marca y otras partes del mundo.

En un comunicado, Volkswagen Financial Services México explicó que el Centro de Salud se convirtió en el punto central de atención, pues no solo era utilizado para la atención médica sino también como espacio de reunión para clases, talleres, juntas comunitarias y espacio de convivencia.

Señaló que la reconstrucción se dividió en dos fases de trabajo: La primera fue la entrega de un consultorio y farmacia que se realizó en julio de 2018.

En la segunda fase, dijo, que se realizó la rehabilitación de la farmacia, la reconstrucción del edificio central del Centro de Salud, el equipamiento médico, la construcción de un muro de contención para sostener los dos edificios, la limpieza e impermeabilización de techos, la instalación de pasto artificial y zona de juegos para los niños, distribución de ropa de segunda mano, la compra de sillas y mesas para reuniones comunitarias y el desplazamiento de una bodega de emergencia como punto de reunión.

La financiera destacó que también se realizaron obras en otros espacios de relevancia, por ejemplo, en el preescolar se instaló pasto artificial para el área de juegos y se donó un trampolín. Mientras que, en la primaria, se donaron muebles para la habilitación de un comedor escolar, se compró equipo de audio, material de impresión, se donaron dos trampolines, libros y estantería para uso de los niños. En la secundaria, se donaron libros y un proyector para mejorar la impartición de clases.

“Cuando llegamos, éramos extraños que hacían ecoblocks. Los habitantes nos veían con mucha desconfianza, poco a poco nos hemos convertido en parte de su comunidad y ahora trabajamos mano a mano con ellos”, señaló Marcel Fickers, director general de Volkswagen Financial Services.