Estima AMGNV la sustitución del 10% de parque automotor

Con el cambio de combustibles podrían dejar de importarse 230 mil barriles al día de gasolina y diésel

Marzo 2019. En los próximos 10 años, con un programa de conversión al Gas Natural Vehicular (GNV) será más fácil renovar el 10 por ciento el parque automotor, asimismo, sustituir el 75 por ciento del volumen de una refinería de gran capacidad, “con lo cual el gobierno nacional tendría una interesante alternativa energética vehicular de fácil implementación, sin requerimiento de subsidios para este combustible vehicular”, dijo Andrés Bayona, presidente de la Asociación Mexicana de Gas Natural Vehicular (AMGNV).

En el marco de la tercera edición de AltFuels México 2019, el directivo aseguró que México tiene un alto potencial para promover el uso de gas natural como sustituto de la gasolina y el diésel.

“Hoy cercano a 45 millones de vehículos. Nuestro país podría sustituir la importación de 230 mil barriles día de gasolina y diésel, equivalente a 23 por ciento de la importación de estos combustibles realizadas durante enero de 2019, en el cual importamos 721 mil barriles día de gasolinas y 296 mil barriles día de diésel. Más de un millón de barriles día”, aseguró.

Bayona señaló que, durante este año, se planea abrir 100 estaciones de servicio en todo el país, lo que significaría triplicar la infraestructura disponible al cierre de este año.

Por su parte, Ricardo Ortiz Hernández, consejero del organismo, aseguró que la asociación tiene inversiones en el país por más de 20 mil millones de dólares, repartidos entre más de 80 empresas y 31 años de experiencia en el sector.

“El mercado de gas natural en México se atiende mediante ductos de transporte, donde se tienen alrededor de 15 mil kilómetros de gasoductos y 24 puntos de interconexión entre México y Estados Unidos”, indicó.

Aseguró que el acceso prioritario al mercado de Estados Unidos permite al país tener el precio más competitivo del mundo, especialmente el proveniente de Texas.

En su intervención, Jesús Padilla Zenteno, presidente de la Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad (AMTN), aseguró que poner en la agenda el tema del gas natural vehicular permite encontrar los caminos para impulsar una política pública que se asocie en materia de calidad del aire y tener un transporte verde.

“Impulsar la calidad del aire es una oferta obligada, en un esfuerzo. Hay que recordar que la posibilidad de ver una renovación acelerada y la sustitución de parque vehicular está relacionada no sólo con la intención, sino con la capacidad financiera: la que paga la tarifa y la que asumen los estados con los subsidios. Sin duda, este tipo de combustible es más eficiente y más amigable con el medio ambiente que los tradicionales como la gasolina y el diésel”, afirmó.

Finalmente, Arturo Miranda, vicepresidente de Alcaldías de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), declaró que trabajan de la mano con el gobierno capitalino para promover inversiones y políticas públicas que alienten la transición hacia las energías alternativas.

“La actual jefa de gobierno lo ha tomado en su agenda, habrá inversiones fuertes y, sobre todo, para nosotros los empresarios, los estímulos fiscales que se puedan generar para que se vayan dando paulatinamente el cambio hacia este tipo de energías”, mencionó.

El directivo de Coparmex dijo que una política encaminada a eliminar el pago de tenencias y permitir que los autos híbridos no pasen verificación durante los primeros ocho años, son iniciativas que estimularán la transición hacia nuevas tecnologías que pueden resultar atractivas para que el sector privado renueve sus flotillas automotrices.

“Todo esto aunado a una inversión que se tenga que hacer en el sector público, en diferentes estaciones de carga eléctrica, que es lo que tal vez complica la autonomía de los autos eléctricos. Esto nos dará pie para que en un futuro se dé esta transformación lo más pronto posible”, expuso.