Sistemas de seguridad deben implementarse en autos nuevos

De implementarse estándares de protección a peatones y el Sistema de Frenado Autónomo de Emergencia (AEB) en todos los autos nuevos, se salvaría la vida de 3,187 peatones y 222 ciclistas

Junio 2019. Desde hace cuatro años en México existe la NOM-194-SCFI-2015, que regula los dispositivos de seguridad en los autos nuevos, los cuales comprenden: cinturones de seguridad, uso de cinturones de seguridad (SBR), sistema antibloqueo de frenos (ABS) y estándares de impacto frontal y lateral, sin embargo, está retrasada y no se ha aplicado por completo, indicaron las organizaciones El Poder del Consumidor (EPC), Refleacciona con Responsabilidad y México Previene.

Explicaron que dicha norma todavía no termina de entrar en vigor y, por lo tanto, aún no obliga a la industria automotriz a cumplir con los requerimientos de seguridad vehicular de estándar de impacto frontal, lateral que podrían salvar vidas, evitar lesiones y ahorrar de millones de dólares en costos de salud.

“Así como tampoco se contempla en la norma el control electrónico de estabilidad, el estándar de protección a peatones ni el frenado autónomo de emergencia”, mencionaron.

Esta situación ha llevado a estudiar la aplicación de normas de seguridad vehicular como una medida eficaz con la que se podrían prevenir muertes y lesiones en países como México.

Por lo que, las organizaciones presentaron los resultados del estudio “El potencial de los estándares de seguridad vehicular para prevenir muertes y lesiones en Argentina, Brasil, Chile y México: una actualización de 2018”, elaborado por el Laboratorio de Investigación en Transporte del Reino Unido (TRL, por sus siglas en inglés), donde se explica que en México no existe una aplicación y el cumplimiento de una regulación en la que se incluya obligatoriamente el Sistema Electrónico de Estabilidad (ESC), el estándar de protección a peatones y el Sistema de Frenado Autónomo de Emergencia (AEB), con lo que se podría evitar más de 3 mil 600 muertes de peatones, ciclistas y ocupantes de auto.

Además, se comprobó que los autos en América Latina en materia de seguridad se encuentran aproximadamente con 15 años de retraso con respecto a los autos que se comercializan en Gran Bretaña. Por lo tanto, la modelación de seguridad secundaria para los ocupantes se construyó bajo el supuesto de que los modelos 2016 de América Latina equivalen a los modelos vendidos en Europa en 2001.

De acuerdo con el análisis, la introducción de la regulación del ESC en México sería costo-benéfica a tan sólo cuatro años de su implementación, si se aplica tan pronto como sea posible. Los beneficios económicos y sociales por la implementación del ESC en 2020 salvarían 206 vidas, evitarían 746 lesiones graves y ahorrarían 194.99 millones de dólares por las lesiones graves y muertes evitadas, para el periodo 2020 – 2030.

La implementación del estándar de protección al peatón y el Sistema de Frenado Autónomo de Emergencia (AEB) para proteger a usuarios vulnerables de la vía (peatones y ciclistas) permitiría salvar, en 10 años, la vida de 3 mil 187 peatones y 222 ciclistas.

El Poder del Consumidor (EPC), Refleacciona con Responsabilidad y México Previene recordaron que la implementación de esta tecnología en México puede ser posible a corto plazo, de actualizarse, implementarse y hacerse cumplir una normatividad de seguridad vehicular.