Audi Q3 Sportback, el nuevo SUV coupé

Suspensión deportiva, dirección progresiva y Audi drive select de serie

Julio 2019. El nuevo Audi Q3 Sportback está disponible con un motor de gasolina (la versión 45 TFSI s tronic quattro de 245 CV) y otro motor diésel (versión 35 TDI s tronic de 150 CV). Poco después, se añadirá a la gama una versión diésel de 190 CV y mucho más adelante, una interesante variante con sistema de hibridación suave “mild-hybrid” con red eléctrica de 48V y motor de gasolina 1.5 TFSI.

De serie, las suspensiones que incorpora el Q3 Sportback incluyen un reglaje/ajuste más deportivo y firme que en el Q3, por lo que está claro que Audi quiere apostar por ofrecer un SUV con un comportamiento dinámico de primera. Opcionalmente, se puede añadir un sistema de suspensión con regulación electrónica y variable de la amortiguación.

En cuanto a espacio interior y según nuestra primera impresión en la presentación a los medios de comunicación, apreciamos una ligera merma en este aspecto, con menor amplitud en las plazas traseras respecto al Q3 “normal”. Y es que la apuesta por el diseño de tipo coupé en el Q3 Sportback repercute directamente en el menor hueco libre para los ocupantes de los asientos posteriores, donde a partir de los 1,80 m de altura uno puede empezar a sentirse una pequeña sensación claustrofóbica.

En cuanto a niveles de acabado y terminación, el ambiente que se respira a bordo del Q3 Sportback está a la altura de un producto y una marca premium como es Audi. Materiales de calidad, ajuste impecable… todo parece que encaja a la perfección y con toda armonía en el conjunto del habitáculo.

El cuadro de instrumentación, la pantalla central del salpicadero del sistema multimedia, volante, mando. El aspecto de todos estos elementos en el Q3 Sportback es similar al Q3.