Consigue Continental resultados sólidos en el segundo trimestre

Durante los últimos 6 meses el mercado continuó con una tendencia a la baja

Agosto 2019. En el segundo trimestre de este año, las ventas consolidadas de Continental llegaron a 11.3 millones de euros, 1 por ciento menos que en el mismo trimestre del año anterior.

Mientras que el crecimiento orgánico de las ventas bajó 3.7 por ciento, el EBIT ajustado ascendió a 868 millones de euros. Esto equivale a un margen del 7.8 por ciento.

En cuanto al beneficio neto atribuible a los accionistas era de un 41 por ciento a 485 millones de euros después de 822 millones de euros del mismo período del año pasado.

El flujo de caja ascendió a 262 millones de euros, después de 82 millones de euros. El flujo de caja antes de las adquisiciones, que incluye, en particular, las salidas de efectivo para la compra de Cooper Standard y se calcula que ante los efectos de transformar la división de Powertrain en un grupo independiente, ascendió a 29 millones de euros.

Durante el segundo trimestre, Continental invirtió 785 millones de euros en propiedades, material y software, que es de 70 millones de euros más que en el mismo trimestre del año anterior. La proporción de los gastos de capital ascendía al 7.0 por ciento.

En el mismo período, los gastos de investigación y desarrollo de la empresa de tecnología ascendieron a 917 millones de euros netos, correspondiente al 8.1 por ciento de las ventas consolidadas. La cifra correspondiente al mismo período del año pasado fue del 7.6 por ciento.

Por otra parte, la empresa de tecnología dio a conocer que la producción mundial de vehículos ligeros y vehículos comerciales ligeros ha bajado alrededor del 7 por ciento en comparación con el mismo trimestre del año pasado.

Para el año fiscal, se espera que la producción mundial de vehículos ligeros y vehículos comerciales ligeros disminuyan en un 5 por ciento interanual.

Elmar Degenhart, CEO de Continental, explicó que el mercado automotriz a nivel mundial vive un entorno complicado, ya que los mercados de Europa, América del norte y en especial de China están disminuyendo.

“Estamos respondiendo al mercado con reducción de costos que garanticen la disciplina rigurosa para así mejorar nuestra competitividad”, indicó.

Dijo que la industria automotriz está atravesando una transformación fundamental, existen gran cantidad de cambios y disrupciones que afectan el mercado, la industria y su entorno. El consejo de administración de la empresa ha debatido estos desafíos, y la dirección de la empresa ha esbozado una estrategia para mantener su fortaleza financiera a largo plazo, para aumentar su competitividad y garantizar su viabilidad.

El director financiero de Continental, Wolfgang Schäfer, comentó que actualmente, la empresa se ve influida por la baja continua en la producción automotriz global. “Con un ligero descenso en las ventas en el segundo trimestre, pudimos hasta cierto punto evitar los efectos de los acontecimientos negativos en nuestros mercados. La compañía no prevé una mejora del mercado a corto y medio plazo”.

Continental ahora prevé que, interanual, la producción de vehículos ligeros y vehículos comerciales ligeros esté por debajo del 2 por ciento en Estados Unidos, el 3 por ciento en Europa, y el 10 por ciento en China. En conjunto, la empresa está asumiendo que la producción mundial de vehículos disminuirá en un 5 por ciento durante este año.