Por una movilidad segura y competitiva: Congreso Nacional de Seguridad Vial 2019 ANTP

Uno de los objetivos del tercer Congreso es fomentar una cultura en materia de seguridad vial con una “visión cero”

Agosto 2019. La Asociación Nacional de Transporte Privado (ANTP) realizó su tercer Congreso Nacional en Seguridad Vial, bajo el lema “La ruta tecnológica para una movilidad segura”, donde la industria, academia y autoridades dialogaron sobre la situación actual de la seguridad vial en México, así como las propuestas y los planes de acción en materia de seguridad, los cuales deben ser implementados a largo plazo para reducir a la mitad las muertes y lesiones en el camino a 2030.

Durante su discurso, Leonardo Gómez, director general del organismo, expuso que la seguridad vial es fundamental y un tema primordial en la agenda del autotransporte. Por eso, la asociación, desde hace 23 años, ha considerado que las empresas han empleado prácticas para añadir a la seguridad vial e incluso generar sinergias que sumen a la competitividad logística en beneficio de la sociedad y de un México más influyente.

“Seguro que tendremos este espacio en donde veremos la importancia de la tecnología, las buenas prácticas y también las acciones que están haciendo todos para buscar una mejor seguridad vial”, indicó.

Señaló que este foro busca la prevención de accidentes viales y la implementación de herramientas y dispositivos tecnológicos que la industria automotriz dispone para ayudar a mejorar la seguridad vial tanto en las carreteras como en las ciudades.

El principal reto del sector, dijo, es la demanda de mercancías en tiempo y forma, y para conseguirlo hay que privilegiar la movilidad segura de todos los usuarios de las vialidades, empezando por los más vulnerables.

“Cuando hablamos de seguridad vial no solo nos referimos a las buenas prácticas que emplean nuestros socios y proveedores, también se tiene que hablar sobre la movilidad eficiente y segura. Hay que entender que la seguridad vial es el pilar más importante de la movilidad, por ello, se necesita impulsar nuevas formas que garanticen la seguridad para todos” añadió.

De acuerdo con esto, Miguel Elizalde, presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT), explicó que la asociación exporta vehículos pesados con los más altos estándares de calidad y seguridad a Estados Unidos, Canadá y a otros 20 países.

“Actualmente existe un avance en la NOM 012, para que todos los vehículos cuenten con equipamiento en seguridad, como frenos ABS y sistemas de control de estabilidad. También seguiremos trabajando en la parte de la normativa para impulsar la Ley en Seguridad Vial”, afirmó.

Finalmente, el directivo del organismo invitó a los asistentes a Expo Transporte, del 16 al 18 de octubre en el Centro Expositor de Puebla.

Por otro lado, el director global de vehículos de BIMBO y parte del consejo de ANTP, Leonel Carrasco Talamantes comentó que en los últimos años se ha impulsado una cultura en seguridad vial.

“Por ello, la industria debe de unir esfuerzos con autoridades, sociedad, cámaras y asociaciones industriales de la mano de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), para analizar constantemente los resultados de las acciones realizadas y conformar estrategias en un mapa de la ruta tecnológica que permita tener una meta de cero accidentes”.

Al igual, dijo, demostrar que es posible una movilidad segura que respete la jerarquía de los usuarios, la cual es y será clave para establecer condiciones de equidad en el desplazamiento de todos los habitantes en las vialidades urbanas y en carreteras nacionales. “Asimismo, comprobar que los componentes tecnológicos que desarrollan las empresas socias dejarán en claro el futuro inmediato al cual debemos emigrar para ser eficiente en seguridad vial”.

 

“Tanto nosotros como las empresas asociadas a la ANTP, de transporte público federal y armadoras debemos de caminar juntos hacia la ruta tecnológica de la modernización del equipo y la capacitación de los operadores, para ordenar y no restringir a los que participamos en la pirámide de la movilidad, así como el entendido que la seguridad vial es el pilar más importante de la movilidad, sin perder de vista la accesibilidad de las demandas y necesidades de la sociedad”, concluyó.

En su turno, Salomón Elnecavé, director general del autotransporte federal, consideró que este foro es de vital importancia para probar la tecnología que cuentan los vehículos y que las carretas sean más seguras. Un factor que se tiene que eliminar para evitar los accidentes viales es el uso del móvil, y aumentar el uso del cinturón de seguridad.

“Hasta la fecha los accidentes que se han tenido en las carreteras han disminuido en un 58 por ciento, en los últimos 10 años. Todo esfuerzo que se haga en esta medida es para salvar vidas. Fabricar vehículos más seguros y que los conductores estén capacitados, ayudará más. Al igual, los servicios de emergencia deben estar preparados para reaccionar oportunamente y llegar lo antes posible al lugar del accidente”, agregó.

En ese sentido, Roberto Aguerrebere, director general del Instituto Mexicano del Transporte (IMT), dijo que los accidentes viales son un daño al bienestar de la sociedad. “Es lo que queremos evitar, y dar a conocer los avances tecnológicos en los vehículos. Debemos de pensar que toda contribución que hagamos es para prevenir accidentes”.

“Estamos muy interesados que la SCT, ANTP y todas las asociaciones transportistas estén interesados que los usuarios de las carreteras y de las vialidades tomemos consciencia y adoptemos prácticas y tecnologías que nos permitan salvar vidas. Por lo que, el instituto ha desarrollado y divulgado la formulación de normas viales para lograr que cada vez haya menos accidentes”, añadió.

Por último, el subdirector general de la Policía Federal, Rolando Ramírez expuso que es importante participar en este tipo de eventos, ya que su único objetivo es concientizar a todas las personas cuando manejen tanto en carretera y en la ciudad, e informar a los familiares el gran riesgo que implica manejar un vehículo.