La sector automotriz rechaza la Ley para regularizar vehículos ilegales

Urgimos respetuosamente a la Cámara de Senadores y al Ejecutivo Federal a frenar la intensión de que se promueva legalización para avalar el contrabando

Octubre 2019. La Cámara de Diputados aprobó la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) 2020, con la eliminación del artículo transitorio que establecía la legalización de unos 18 millones de automóviles de importación.

El Diputado Manuel López Castillo, del Grupo Parlamentario de MORENA, presentó una reserva para introducir el artículo transitorio Décimo Quinto, que faculta al Congreso de la Unión en un plazo máximo de ocho meses contados a partir de la entrada en vigor de esa Ley a “realizar las adecuaciones que correspondan en las leyes y ordenamientos aplicables, a efecto de solucionar la problemática de la posesión de vehículos importados usados localizados en el territorio nacional que no hayan cumplido con las obligaciones de la Ley Aduanera”, suscribe el decreto.

El congresista justifica la incorporación del artículo transitorio, señalando, que se busca generar incentivos a una cultura de legalidad y formalidad en la introducción de mercancías extranjeras. Así como, las disposiciones que emita el Congreso facilitarán a los ciudadanos que tienen un vehículo de procedencia extranjera a adquirir el documento que acredita la legal estancia, asimismo fortalece el cumplimiento no sólo de normas tributarias, ambientales y de registro vehicular.

Por esta razón, las asociaciones mexicanas de Distribuidores Automotores (AMDA) y de la Industria Automotriz A.C. (AMIA), así como la Asociación Nacional de Productores Autobuses Camiones y Tractocamiones (Anpact) e Industria Nacional de Autopartes, la CANACINTRA, la CONCAMIN y la COPARMEX se pronunciaron en contra de la legalización de los vehículos ilegales en México.

Por lo cual, los organismos solicitaron a la Cámara de Senadores, así como al Ejecutivo Federal su urgente e inmediata intervención y pronunciamiento que permita eliminar el transitorio que faculta al Congreso a legislar para “legalizar” vehículos ilegales; utilizando, para el efecto de atender esta problemática, instrumentos regulatorios que no requieren modificaciones legislativas.

“Reiteramos nuestra absoluta disposición para colaborar en la construcción de estos instrumentos regulatorios que permitan regular los vehículos usados que se encuentran en nuestro país actualmente ilegales mediante facilidades administrativas que se pueden elaborar por el Ejecutivo Federal.

Insistimos que la aprobación del transitorio décimo quinto de la iniciativa de Ley de Ingresos representaría avalar la ilegalidad además de un muy duro golpe al desempeño del mercado interno automotor, mismo que se encuentra en crisis después de 28 meses consecutivos de caída y con igual perspectiva hacia 2020”, indicaron las asociaciones.