Volvo Buses alinea operaciones a declaratoria de emergencia sanitaria

Desde la declaratoria de pandemia por COVID-19, Volvo Buses México activó un protocolo de emergencia a través de un comité integrado para tal efecto

Abril 2020. Con base en la declaratoria de emergencia sanitaria emitida por el Consejo de Salubridad General, Volvo Buses ajusta sus operaciones para cumplir con las acciones impuestas a la iniciativa privada.

Por lo que la armadora ha suspendido todas las actividades relacionadas a la producción de unidades, las cuales quedan dentro de esta categoría. Por otro lado, toda operación vinculada al mantenimiento, servicio y distribución de refacciones para el transporte público de pasajeros es considerada como esencial, a favor de la correcta operación del transporte local y foráneo de personas.

Por ello, Volvo Buses continuará con sus actividades del área de postventa para brindar la atención y soporte a sus clientes.

En una carta abierta emitida la semana pasada por la Dirección de Postventa Comercial a todos sus clientes en el país, Volvo Buses México reiteraba precisamente el compromiso con ellos en estos tiempos de incertidumbre, reafirmando uno de los pilares de la estrategia de la marca, que representa ser la opción número uno para los operadores de transporte urbano y foráneo.

Al mismo tiempo, Volvo Buses mantiene su compromiso con el bienestar de sus colaboradores, al incrementar las medidas de seguridad sanitaria para aquellos quienes continuarán actividades esenciales en todo el país.

Desde la declaratoria de pandemia por COVID-19 por parte de la Organización Mundial de la Salud, Volvo Buses México activó un protocolo de emergencia a través de un comité integrado para tal efecto, con el objetivo de implementar las medidas necesarias para salvaguardar el bienestar de los más de 1,300 empleados de la armadora sueca en México.