Reanudan producción las plantas de Mercedes-Benz AG en el mundo

Todas las plantas de automóviles Mercedes-Benz en todo el mundo han ido reiniciando actividades de manera coordinada

Junio 2020. Después de un período de suspensión de producción causado por la pandemia de COVID-19, las plantas de automóviles Mercedes-Benz AG han reiniciado con éxito la producción paso a paso en todo el mundo.

La salud y la seguridad de todos los involucrados es la máxima prioridad para Mercedes-Benz. La aceleración de la producción está diseñada para ser flexible para poder reaccionar a los desarrollos actuales y las regulaciones específicas de cada país. Al reanudar la producción de manera coordinada, Mercedes-Benz continúa con su ofensiva eléctrica y de productos y, por lo tanto, también atiende a su mayor mercado de ventas en China, donde la compañía está experimentando un aumento significativo en la demanda nuevamente.

La planta de Mercedes-Benz Untertürkheim reinició la producción el 20 de abril después de un período de suspensión. La planta de Stuttgart produce motores y componentes necesarios para la producción en las plantas de ensamblaje de Mercedes-Benz en todo el mundo; lo mismo se aplica a las plantas de Kölleda y Arnstadt (MDC Power y MDC Technology).

Del mismo modo, la planta de Mercedes-Benz Berlin ha reanudado su producción. Lo mismo se aplica a la planta de Mercedes-Benz Hamburg que produce ejes y componentes de eje para la producción de vehículos Mercedes-Benz en todo el mundo.

Como parte de la ofensiva eléctrica de Mercedes-Benz, las plantas de baterías Kamenz de la subsidiaria de Mercedes-Benz Accumotive, que producen baterías para la familia EQ, así como también baterías para vehículos híbridos enchufables y baterías de 48V, continuaron sus operaciones durante suspensión de producción, trabajando en proyectos estratégicos de aceleración en dos turnos con turnos estrictamente escalonados y amplias medidas de seguridad para los empleados.

El reinicio gradual de las plantas de ensamblaje de automóviles Mercedes-Benz en Alemania comenzó el 27 de abril. En la planta de Mercedes-Benz Bremen, las capacidades de producción se están incrementando gradualmente para toda la gama de productos, que incluye el SUV más vendido, la Mercedes-Benz GLC. Al mismo tiempo, la producción de EQC se está incrementando gradualmente en la misma línea como parte de la ofensiva eléctrica.

La producción de la planta de Mercedes-Benz Sindelfingen incluye el Mercedes-Benz Clase E y el Clase S sedán, el sedán de lujo más vendido del mundo en 2019, para el cual China fue el mercado más grande el año pasado. Los modelos electrificados Clase E y Clase S en sus variantes híbridas e híbridas enchufables, también
se producen en la planta de Mercedes-Benz en Sindelfingen. Este año, Mercedes-Benz comenzará a producir el nuevo Clase S en la nueva «Factory 56» en Sindelfingen, que se abrirá en septiembre de 2020. La planta de Mercedes-Benz Rastatt es la planta líder para la producción mundial del Mercedes de gran volumen.

Mercedes-Benz Cars Operations es responsable de la producción de automóviles de pasajeros en más de 30 ubicaciones en todo el mundo como parte de una red de producción flexible y eficiente. La producción en China se ha reanudado gradualmente desde el 10 de febrero de 2020. En paralelo al reinicio de las ubicaciones de producción alemanas de Mercedes-Benz, todas las demás ubicaciones internacionales han reanudado sus operaciones desde mediados de abril.

Estas incluyen las plantas en Sebes / Cugir (Rumania) que fabrican transmisiones para vehículos Mercedes-Benz y las plantas de ensamblaje de automóviles de pasajeros Mercedes-Benz en Kecskemét (Hungría), una parte  importante de la red mundial de producción de automóviles compactos, en Tuscaloosa (EE. UU.), la ubicación de larga data para la producción de SUV, y en East London (Sudáfrica), una parte de la red de producción global para la Clase C, que han reiniciado la producción. La planta de Hambach (Francia), que produce los modelos smart EQ eléctricos, también ha estado aumentando gradualmente sus operaciones desde el 2 de junio.

Para proteger a sus empleados, la compañía ha tomado precauciones para prevenir infecciones y ha acordado un conjunto integral de medidas con el Comité General de Empresa, que se introdujeron en las plantas. Estos incluyen normas de higiene y limpieza, así como regulaciones para mantener una distancia de al menos 1,5 metros y para el uso de máscaras que cubren la boca y la nariz en la producción.

La situación dentro de la empresa sigue siendo variada. Se continúa trabajando a corto plazo en ciertas áreas. El trabajo a corto plazo afecta las plantas de automóviles, furgonetas y vehículos comerciales del Grupo en Alemania. Las funciones básicas necesarias, así como la planificación futura y los proyectos estratégicos fueron excluidos del trabajo a corto plazo para que el trabajo pueda reanudarse rápidamente después de la crisis. Se aplican arreglos específicos de país para las ubicaciones internacionales. A este respecto, la empresa sigue las recomendaciones de las autoridades internacionales, nacionales y locales.

La gerencia de Daimler está monitoreando la situación constantemente y tomará más medidas según sea necesario. Para México, el corporativo, así como los puntos de venta, estarán retomando operaciones de acuerdo a lo establecido por el semáforo de actividades y de acuerdo a las recomendaciones del gobierno federal y local. Así pues, tomando las medidas pertinentes en términos de sanidad y sana distancia.