Evita los factores que pueden alterar tu conducción

Quálitas te invita a manejar con precaución y contar con una póliza de seguro que te proteja y te haga sentir seguro al transitar

Julio 2020. Pancho Name, vocero de la campaña Conducta Vial Quálitas y piloto profesional de rallies, compartió consejos para mejorar la visibilidad al conducir en esta época de lluvia y evitar cualquier circunstancia adversa.

Por lo que recomendó tomar en cuenta los siguientes tips para que llegues siempre seguro a la meta:

Parabrisas. Es necesario llevar a cabo la limpieza y mantenimiento del cristal frontal de tu auto ya que influye completamente en tu visión. Verifica que se encuentre en buen estado y limpio, ya que las manchas por gotas secas de lluvia y el polvo pueden dificultar la visibilidad mientras conduces, además de afectar el funcionamiento de las gomas al momento de una lluvia. Es importante mantener en buen estado las plumas, por lo que te sugiero adquirirlas en tiendas especializadas de artículos automotrices, pues esto te dará garantía de su funcionamiento y durabilidad.

Adicionalmente revisa el depósito de agua o liquido para limpiar el parabrisas que se encuentre a nivel, para que siempre que sea necesario puedas limpiarlo.

Empañamiento. Durante las precipitaciones, asegúrate de mantener desempañado el cristal por la parte interna del auto. Te recomiendo leer el manual de funcionamiento para que conozcas cómo activar el sistema antiempañante, así te asegurarás de utilizarlo como lo recomienda el fabricante. En caso de que no funcione, te recomiendo adquirir un líquido antiempañante que puedes comprar en refaccionarias o secciones de autos en tiendas de autoservicio. Como último recurso, puedes utilizar una franela o tela para poder quitar lo empañado, pero siempre, lo más seguro y recomendable, es que el sistema de tu auto funcione correctamente.

Niebla. Existen zonas en el país, donde la presencia de bruma en los caminos y carreteras es frecuente, principalmente en áreas montañosas y de clima frío. Es importante manejar con bastante precaución, tómate tu tiempo y cerciórate de ir por el camino correcto, además utiliza tus faros para una mejor visibilidad y enciende los auxiliares, si es que cuentas con ellos. Cuando la neblina es muy densa y de noche, no utilices las luces altas ya que estas generan un efecto reflejante que provoca pérdida de visibilidad, usa las luces bajas y si tu auto cuenta con faros de niebla actívalos.

También, enciende tus limpia parabrisas en caso de presencia de brisa, aguanieve o algún otro tipo de precipitación que en ocasiones acompañan a la niebla. Evita conducir en circunstancias extremas, si es muy densa y no hay visibilidad es mejor detenerse.

Deslumbramientos. Un factor sumamente peligroso es el destello repentino de luces, el cual puede cegarnos por algunos segundos y que, en consecuencia, perdamos el control del volante. Este daño puede ser provocado por reflejos solares o por los demás vehículos.

Si se trata de un camino de doble sentido, evita conducir con las luces altas y atiende siempre a las señales de otros conductores. Mantén la velocidad y distancia adecuadas, esto te permitirá tener un margen para maniobrar en caso de ser necesario, especialmente si transitas por un camino húmedo o bajo la presencia de un chubasco en donde deberás ser más precavido.

Punto Ciego. La visión del conductor no abarca todos los espacios a su alrededor, esto se debe al diseño del auto, y en ocasiones, por el ángulo incorrecto de los espejos. Por esto es de gran importancia su revisión, acomodo y limpieza. No olvides antes de conducir acomodar la posición del asiento y así evitar contratiempos.

Así mismo, en caso de lluvia, asegúrate de que tus espejos laterales y la luneta permanezcan desempañados, eso te permitirá tener una visión adecuada para conducir correctamente.