Replantear estrategias financieras en tiempos de crisis

Hacer una recopilación de los costos directos e indirectos para crear una estrategia que les permita reducir gastos

Julio 2020. Jaitzinho Piña Ferreyra, integrante de la red de consultores para MiPyMES de la dirección de Desarrollo Empresarial y Asistencia Técnica de NAFIN, indicó que para enfrentar la crisis generada por covid-19, los transportistas deben cuidar el flujo de efectivo: acotar cuentas por cobrar, cuentas por pagar e inventarios, así como contar con documentos financieros para tomar decisiones adecuadas.

Al encabezar el webinar: Cómo replantear la estrategia financiera en tiempos de cambio, como parte del 2º Ciclo de Conferencias Canacar, Oportunidades ante la crisis, el experto expuso que “antes de la pandemia ya sabíamos cuánto tardaban en pagarnos los clientes y cuánto teníamos de inventario. Pero ahora las cuentas por cobrar son diferentes. Por otro lado, muchos proveedores también nos han reducido los créditos en pagos. Vamos a estar viviendo incertidumbre, pero es importante aprender a trabajar con ella y sobrellevarla.

Sobre el inventario, recomendó reconfigurar la disponibilidad de insumos. “No es conveniente tenerlo al máximo, porque es dinero parado. Tampoco quedarse sin nada, lo mejor es tener un stock de reserva. Y una vez llegado al mínimo, lo mejor será reordenar las prioridades y expandir las peticiones al proveedor”, dijo.

Otra recomendación que destacó Piña, principalmente para los dueños de micro y pequeñas empresas familiares, es evitar al máximo la toma de dinero sin control. En un escenario como éste, dijo, administrar los recursos del negocio se convierte en un aspecto fundamental. “Como dueños lo mejor es asignarse un sueldo”, sostuvo.

También sugirió revalorar los costos directos e indirectos de la empresa, e identificar los costos ocultos y llevarlo todo en registros, para tener documentos financieros que permitan tomar decisiones adecuadas.

Sobre los costos directos, sugirió revalorizarlos entre indispensables, reducibles y prescindibles, donde aspectos como el sueldo de los dueños, el mantenimiento preventivo, el pago de la energía eléctrica o la renta podrían negociarse y reducirse; y aquel presupuesto para reuniones o publicidad podrían prescindirse. “Renegociar los créditos con instituciones bancarias serán de gran ayuda para la liquidez de las empresas”, sostuvo.

Para aterrizar la nueva estrategia es importante contar con un plan operativo que brinde viabilidad financiera para la empresa. “Es clave estructurar y fundamentar cada una de las acciones, privilegiando el nuevo presupuesto para determinar la relación con los clientes, algunos cambios en procesos clave y cambios eventuales en la estructura y tecnología”, asestó.

“Discute los posibles riesgos con tu equipo o alguien externo a tu empresa que conozca del sector en el que te encuentras. Si hay uno o más riesgos en verde, no los descartes, monitoréalos de manera periódica”, concluyó.

Al tomar la palabra, Enrique González Muñoz, presidente nacional de Canacar, dijo que este foro invita a la reflexión de replantear las necesidades de las empresas, y deja nuevas ideas para reconfigurar la estrategia administrativa y financiera.

“Nos deja elementos para tomar las mejores decisiones. Agradecemos los conceptos abordados. No es la primera vez que NAFIN nos apoya en temas de capacitación, y el mensaje de hoy es muy positivo para que los socios de CANACAR tomen nota de las recomendaciones y se conviertan en buenas prácticas”, dijo.

En tanto, José Refugio Muñoz López, vicepresidente ejecutivo del organismo, recordó que los tiempos de crisis también deben de ser aprovecharlos como tiempos de oportunidades. Y confió en que con el esfuerzo y trabajo de los empresarios y sus colaboradores, podrá superarse esta contingencia. “Debemos de prepáranos no sólo para sobrevivir, sino para salir fortalecidos de esta crisis”, concluyó.