Principales alertas para disminuir riesgos fiscales en el autotransporte

La facturación electrónica es el mecanismo para compartir con la informalidad: Muñoz López

Septiembre 2020. En el marco del DHL Transportation Forum se realizó el panel de regulación cambio de normativas fiscales en el transporte, donde José Refugio Muñoz, vicepresidente ejecutivo de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar) y Rubén Hernández, coordinador nacional de temas fiscales de la cámara, expusieron sobre las Empresas que Facturan Operaciones Simuladas (EFOS) y Empresas que Deducen Operaciones Simuladas (EDOS) y la informalidad en el sector transporte.

Hernández indicó que el tema fiscal en México es un tema que evoluciona constantemente, por lo que en el portal del Sistema de Administración Tributaria (SAT) y en el Diario Oficial de la Federación (DOF) se publican constantemente listas de EDOS y EFOS para estar actualizadas.

A través del artículo 69 B se pretende atacar la evasión fiscal, ya que es un problema muy grave en México. “Cuando la autoridad detecta que el contribuyente no cuenta con activos, con personal, infraestructura o con la capacidad material para llevar acabo los servicios, la autoridad puede asumir una presunción”.

“Es obligación del contribuyente desvirtuar esa presunción para que no tenga ninguna consecuencia fiscal, al mismo tiempo indicó que en el código fiscal se cuentan con procedimientos correctivos, sin embargo, es importante contar con medidas preventivas. El propio código fiscal prevé el procedimiento para EFOS y EDOS tengan conocimiento de esta presunción”, dijo.

Por su parte, Muñoz López comentó que más del 90 por ciento de las empresas transportistas son pequeñas y medianas empresas transportistas y de estas al menos el 80 por ciento no cuentan con una dirección verificable, regla que señala en el artículo 69 y 69 B del Código Fiscal de la Federación, esta situación afecta tanto a los que ofrecen servicios como a los que los reciben.

Señaló que el reto para este tipo de compañías es comprobar con otros tipos de evidencia que se les prestó un servicio, además de tener la factura, para evitar estar contratando a EFOS y, del lado de los usuarios, incurrir como EDOS.

“Cuando la empresa no cuenta con los activos para realizar dicho servicio para poder garantizar que ese bien o servicio efectivamente se va a prestar, incluso, puede ser una operación ficticia. Por lo que se tiene que guardar la documentación necesaria del servicio proporcionado con otra serie de evidencias”, refirió.

Con lo anterior, Muñoz López destacó que la gran mayoría de las empresas prestadoras de servicios de transporte de carga en México pueden recurrir frecuentemente en riesgos de incumplimiento fiscal, por esa razón, la labor de Canacar es buscar cómo a través de las acciones que impulsa la cámara puedan cumplir con sus obligaciones fiscales.

“Tenemos acciones muy importantes ccomo capacitaciones y asesorías para disminuir esos riesgos, sobre todo las pequeñas y medianas empresas, a través de la factura electrónica y con ello eliminar la informalidad en un 100 por ciento”, agregó.