Autobuses eléctricos Volvo circularán al norte de Noruega

Volvo ha recibido pedidos en Noruega por 63 autobuses electrificados durante este año

Septiembre 2020. La ciudad de Bodö, al norte de Noruega, ha realizado un pedido de un paquete que consta de 31 autobuses Volvo eléctricos, infraestructura de carga y servicio. Los autobuses entrarán en operación, en julio de 2021.

De los 31 autobuses eléctricos que componen el pedido, 17 son Volvo 7900 de 12 metros y los 14 restantes son autobuses Volvo 7900 articulados de alta capacidad. Estos pueden transportar hasta 120 pasajeros. La infraestructura de carga será suministrada por ABB.

“Este es el proyecto de sustentabilidad más grande para el transporte urbano en el norte de Noruega, y es de suma importancia tanto para la región como para nosotros”, dijo Anders Mjaaland, Director Administrativo de Saltens Group, propietario de Nordlandsbuss, quien se encarga de la operación de los autobuses eléctricos.

La transición a autobuses eléctricos, silenciosos y libres de emisiones mejora el entorno urbano y reduce drásticamente el impacto climático del transporte público en Bodö. También marca un paso importante para alcanzar los ambiciosos objetivos climáticos de Noruega, que entre muchas otras cosas estipulan que todos los autobuses urbanos del país deberían funcionar libres de emisiones para el 2025.

El acuerdo ocurrió después de un análisis profundo y minucioso de las condiciones inusuales para el funcionamiento del autobús eléctrico en Bodö.

“Cada ciudad es única y para crear una solución óptima es vital que todo esté diseñado adecuadamente para adaptarse a las condiciones y necesidades locales. Por esa razón nuestro análisis inicial, incluyendo la simulación de rutas, juega un papel crucial en nuestro modelo de negocio. La topografía, frecuencia de las rutas y proximidad al patio y taller, son otras consideraciones importantes en nuestra oferta”, explicó Svenn-Åge Lökken, Director de Ventas de Volvo Buses en Noruega.

Los beneficios ambientales de la electrificación de autobuses también abren nuevas posibilidades para la planificación urbana del futuro. A medida que desaparecen las emisiones y el ruido, se puede mejorar la disponibilidad. Los autobuses pueden operar en áreas sensibles en el centro de las ciudades, y se pueden construir paradas de autobús donde esto no era posible anteriormente, incluso en interiores.

Otras ciudades noruegas que como Bodö han elegido la solución de Volvo Buses para la electrificación del transporte público son Drammen y Ålesund, y en total Volvo ha recibido pedidos en Noruega por 63 autobuses electrificados en el 2020.