Muestra Mercedes-Benz el siguiente paso en inteligencia artificial «MBUX Hyperscreen»

Un asistente para el conductor y el acompañante en constante aprendizaje gracias a la inteligencia artificial

Enero 2021. Visualmente impresionante, radicalmente fácil de operar y extremadamente ansiosa por aprender: MBUX Hyperscreen es uno de los aspectos más destacados del nuevo EQS. Representa la inteligencia emocional del modelo totalmente eléctrico de clase alta: la unidad de pantalla grande y curva se extiende casi en todo el ancho desde el pilar A de izquierda a derecha.

Además de su gran tamaño, el diseño de alta calidad y la atención al detalle también proporcionan un efecto de asombro. A esto se suma la inteligencia artificial (IA): con un software capaz de aprender, el concepto de visualización y operación se adapta completamente a su usuario y hace sugerencias personalizadas para numerosas funciones de infoentretenimiento y comodidad. Gracias a la llamada “capa cero”, el usuario no tiene que desplazarse por los submenús ni dar comandos de voz.

Las aplicaciones más importantes siempre se ofrecen de forma situacional y contextual en el nivel superior a la vista. Además, MBUX Hyperscreen también es un asistente atento para el pasajero, quien recibe su propia pantalla y área de operación.

MBUX (Mercedes-Benz User Experience) ha simplificado radicalmente el funcionamiento de un Mercedes-Benz. Presentado en 2018 en el actual Clase A, ahora hay más de 1.8 millones de automóviles de pasajeros Mercedes-Benz equipados con él en las carreteras de todo el mundo, y hace unos meses, la segunda generación de este sistema con capacidad de aprendizaje debutó en el nuevo Clase S. El siguiente gran paso ahora viene en forma del nuevo EQS y MBUX Hyperscreen, disponible como opcional.

MBUX Hyperscreen es un ejemplo de fusión de diseño digital y analógico: varias pantallas parecen combinarse a la perfección, lo que da como resultado una banda de pantalla curva impresionante. Las salidas de aire analógicas están integradas en esta gran superficie digital para conectar el mundo digital y físico; rodeada por un marco frontal de plástico continuo, su parte visible está pintada en un elaborado proceso de tres capas en «Silver Shadow».

Este sistema de recubrimiento consigue una impresión de superficie especialmente de alta calidad debido a capas intermedias extremadamente delgadas. La iluminación ambiental integrada, instalada en la parte inferior de la MBUX Hyperscreen, hace que la pantalla parezca flotar en el panel de instrumentos. El pasajero también tiene su propia pantalla y área de operación, lo que hace que el viaje sea más agradable y entretenido.

Con hasta siete perfiles, es posible personalizar el contenido; sin embargo, las funciones de entretenimiento de la pantalla del pasajero solo están disponibles durante el viaje dentro del marco de las regulaciones legales específicas de cada país. Si el asiento del pasajero no está ocupado, la pantalla se convierte en una pieza decorativa digital. En este caso, se muestran estrellas animadas, es decir, el patrón de Mercedes-Benz.

Para una imagen particularmente brillante, la tecnología OLED se utiliza en las pantallas centrales y de pasajeros. Aquí es donde los puntos de imagen individuales son auto-luminosos; los pixeles de imagen no controlados permanecen apagados, lo que significa que aparecen en negro intenso. Los pixeles OLED activos, por otro lado, irradian con un alto brillo de color, lo que da como resultado valores de alto contraste, independientemente del ángulo de visión y las condiciones de iluminación.

Esta apariencia de pantalla electrizante va de la mano con una visualización emocionalmente atractiva. Todos los gráficos están diseñados en un nuevo esquema de color azul/naranja. La clásica pantalla de la cabina con dos instrumentos circulares se ha reinterpretado con una espada láser digital en una lente de vidrio. Gracias a su diseño de pantalla clara con puntos de anclaje, MBUX Hyperscreen es intuitiva y fácil de operar. Un ejemplo de esto es el modo EV: las funciones importantes del accionamiento eléctrico, como el impulso o la recuperación, se visualizan de una manera nueva, con un marcador que se mueve espacialmente, y así se hacen tangibles.

Datos y especificaciones:

  • Hay un total de 12 actuadores debajo de la pantalla táctil para retroalimentación háptica durante el funcionamiento. Si el dedo toca ciertos puntos allí, se dispara una vibración tangible en la placa de cubierta. Dos revestimientos de la placa de cubierta reducen los reflejos y facilitan la limpieza. El propio vidrio curvado se compone de silicato de aluminio especialmente resistente a los arañazos.
  • Las medidas de seguridad incluyen puntos de rotura predeterminados a lo largo de las aberturas de salida laterales, así como cinco soportes que pueden ceder de manera específica en caso de choque gracias a su estructura de panal.
  • Ocho núcleos de CPU, 24 gigabytes de RAM y 46,4 GB por segundo de ancho de banda de memoria RAM son algunas de las especificaciones técnicas de MBUX.
  • Con los datos de medición de una cámara multifunción y también un sensor de luz, el brillo de la pantalla se adapta a las condiciones ambientales.
  • Con hasta siete perfiles, la sección de visualización se puede personalizar para el pasajero delantero. “MBUX Hyperscreen es tanto el cerebro como el sistema nervioso del coche»