Transpipeline recibe el primer VW Meteor

120 unidades del nuevo Meteor 29.520 6×4 operarán un verdadero gasoducto sobre ruedas, con tanques de GNL en la ruta Manaus-Boa Vista

Enero 2021. El VW Meteor 29.520 6×4 es el camión más potente de VW Caminhões e Ônibus, por esa razón, Transpipeline, una empresa especializada en el transporte de carga en Brasil, adquirió sus primeras 120 unidades de este modelo; las cuales operarán en una misión diferenciada: con un remolque criogénico especial, transportarán gas natural que será utilizado para generar electricidad de forma sostenible y atender el consumo de hogares y empresas en el estado de Roraima, en el norte de Brasil.

Estas unidades están equipadas con la nueva generación del renombrado motor MAN D26 de 13 litros, ahora producido en Brasil, en São Paulo; con 520 caballos de fuerza y 2.500 Nm de torque, el motor tiene más de 130 componentes modificados para lograr la combinación de potencia, torque, reducción del consumo de combustible y durabilidad.

Además, cuentan con la nueva transmisión automatizada V-Tronic con caja de cambios Traxon de 12 y 16 velocidades. Así como, el caballo mecánico 6×4 fue desarrollado para el transporte por carretera de cargas de media y larga distancia. Funciona con combinaciones de vehículos de 7 y 9 ejes, con PBTC de 57 a 74 toneladas, con versatilidad en cada prueba.

«Los nuevos camiones tienen la configuración ideal para nuestra aplicación, ofreciendo robustez, economía y el costo operativo más viable, además de la capilaridad de la marca, que cuenta con concesionarios en Amazonas y Roraima, las bases de nuestra operación», comentó el cliente Wigner Rezende.

El viaje comienza en la cuenca del Amazonas, en la zona de Campo do Azulão. Allí el gas se obtiene y licúa en una planta de tratamiento para su almacenamiento y transporte como GNL.

Desde allí, el nuevo Meteor parte por carretera hasta la Planta Jaguatirica en Boa Vista donde la energía generada por el gas natural se interconecta a la red de transmisión eléctrica de Roraima, suministrando más del 70% del consumo de ese Estado de forma sostenible, ya que reduce casi por completo la emisión de NOx característica del uso del petróleo como fuente de energía.